Sabana Libre "La Cenicienta" del municipio Escuque

Redacción por 
 el 
Mar, 23 Feb | 2021
Comparte »
Esta parroquia cumple más de año y medio sin recibir una gota de agua por tuberías
Fotografías por 
Archivo
¿Te gusta?

Habitantes de Sabana Libre denuncian la total falta de agua en esa población, a pesar de tener el acueducto La Palma que fue construido exclusivamente para mejorar el suministro de agua a esa vasta comunidad trujillana.

Más de año y medio sin recibir agua por tuberia; donde al parecer ocurre por el daño de un motor, que supuestamente ya está reparado, embobinado y con rodamientos nuevos pero ni la Alcaldía, la Gobernación e Hidroandes se han querido hacer responsables por el pago de la reparación, afirmaron los denunciantes

Este lunes se llevó a cabo una reunión a la asistieron los representantes de la mesa técnica de agua, el Alcalde del municipio Escuque, el presidente de la Cámara Municipal, la ingeniero Vanessa Mendible representante de la Gobernación – Dinfra y el ingeniero Abraham Linares presidente del Sistema Hidráulico Trujillano así como vecinos de las diferentes comunidades del Municipio Escuque. 

El Ingeniero Abraham Linares, presidente del Sistema Hidráulico Trujillano mencionó que  el motor está reparado pero no hay dinero para pagar la reparación, además se refirió a una serie de propuestas sin materializar que incluyen la compra de cinco equipos de bombeo nuevos, el reemplazo de 250 ml de tuberías que está considerado en un proyecto que se introdujo a través del Consejo Federal de Gobierno para su aprobación, lo que se consideraría de ser aprobado, la solución a largo plazo de este grave problema, reiterando además que la solución al problema a corto plazo es el suministro de agua por cisternas, propuesta esta que está vigente desde hace más de un año y nunca ha sido cumplida debido a que los camiones cisternas no cumplen con la programación.

La comunidad se ve obligada a comprar agua a los camiones cisternas privados a precios impagables ya que la situación se agrava ante la falta de combustibles (gasolina y gasoil), pues pagan un dólar por pipa, por lo que consideran que ya la situación es insostenible económicamente.

"No puede ser que en una comunidad consolidada como Sabana Libre que próximamente celebrara 200 años de su fundación, tengan  que estar sujetos  sus habitantes a esperar que el gobierno les envié los camiones cisternas o a rezar para que llueva”, sostienen uno de los afectados.

De acuerdo con la declaración de vecinos, la falta de agua obliga a más de 500 familias de Sabana Libre a caminar varios kilómetros para llegar a la naciente en El Alto de Escuque, haciendo colas para llenar un botellón de agua para su consumo.

«Invitamos a las autoridades gubernamentales a que nos visiten y vivan el problema para que así se aboquen en solucionar el problema de la falta de agua, en Sabana Libre hay personas discapacitadas con problemas mentales y de la tercera edad que suplican por agua», aseveran los vecinos

«Lo que queremos es agua, es una necesidad básica para vivir como debemos, los riesgos de enfermarnos son altos sobre todo por esta pandemia y no podemos continuar así», alega Carlos Durán.

Sabana Libre es la segunda parroquia más grande del Municipio Escuque, por lo que imposible que este problema persista después de tantos años, el agua debe ser distribuida por tuberías, es un derecho humano fundamental  para la supervivencia de las personas.

“La alcaldía del municipio y la Cámara Municipal, no hacen el más mínimo esfuerzo por ayudar a los ciudadanos que ven pasar los meses sin agua, sin servicio de aseo urbano, sin alumbrado público, sin reparar las carreteras y aceras, sin cortar la maleza del borde de las vías, el cementerio abandonado, las aguas negras corriendo por las calles, el estadio abandonado, prácticamente sin servicios públicos, con un gobierno central, regional y municipal que ignoran los problemas o se hacen los locos, nos convertimos en una población en agonía, un creciente potencial de peligro ante una pandemia que afecta a todos y sin los servicios básicos nos hace más vulnerables”, destacó Manuel Marín otro de los vecinos afectados

Cabe destacar que el municipio Escuque posee un sistema de acueductos, sonde se encuentra el Acueducto La Palma que fue construido exclusivamente para atender las necesidades de la parroquia Sabana Libre, convirtiéndose en la menos beneficiada, ya que se encuentra muy alejada del sistema porque lo que se ha destinado para surtir otras poblaciones del municipio, sumando a esto que es un acueducto extremadamente vulnerable debido a lo intrincado de su trazado y recorrido complejo para atender la demanda del vital líquido de los pobladores, además que desde hace muchos años no se realizan las inversiones correspondientes al mantenimiento adecuado, comenta un habitante.

“A este acueducto no le hicieron los mantenimientos preventivos correspondientes, generando así un deterioro progresivo en todos los subsistemas (tuberías y redes de distribución, motores y bombas, redes eléctricas), razón por lo que actualmente se encuentra colapsado” culminó.

Los vecinos exigen a las autoridades competentes, la Alcaldía del municipio Escuque, al Sistema Hidráulico Trujillano, Hidroandes y la Gobernación del estado Trujillo, que les den una solución inmediata, con el objetivo de que cuenten con el recurso del agua potable.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.