Reglamento Especial del CNE resta importancia a legalidad en la elección de diputados indígenas

Redacción por 
 el 
Jue, 06 Ago | 2020
Comparte »
¿Te gusta?

Organizaciones indígenas plantean el retroceso que significa la nueva e inconsulta normativa del Poder Electoral para la representación indígena en la AN. Aunque considera costumbres de estas comunidades, contraviene leyes, estatutos y hasta la Constitución.

El Reglamento Especial para la elección de la representación indígena en la Asamblea Nacional suma desconfianza hacia el proceso de votación convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el 6 de diciembre. Solo organizaciones afectas al oficialismo dan el visto bueno; la mayoría desconoce esta nueva normativa que, aunque incluye parte de la cultura de los pueblos originarios, viola toda normativa legal y constitucional.
 
Además convierte el proceso en una elección de segundo grado. Tampoco los consideraron cuando aumentaron a 277 los diputados a elegir.

Recientemente, más de 10 organizaciones indígenas de Amazonas se sumaron en rechazo a este nuevo ordenamiento con la firma de un documento que sostienen que la normativa impuesta por el CNE nunca fue consultada a los 45 pueblos y comunidades indígenas que hacen vida en los estados Zulia, Mérida, Trujillo, Bolívar, Delta Amacuro, Anzoátegui, Monagas, Sucre, Apure y Amazonas.

Denuncian que viola la Constitución, la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas y el Convenio Internacional 169 de la Organización Internacional del Trabajo, referente a la consulta previa.

“Denunciamos del citado reglamento una ambigüedad jurídica y trabas burocrática partidista, ajena a los usos y costumbres de los 45 pueblos indígenas nacionales, que tienen diversas formas y tradición cultural propia de elegir tanto a sus autoridades tradicionales o legítimas, así como a sus representantes indígenas a optar a los diferentes cargos de elección popular a los cuerpos deliberantes incluido la Asamblea Nacional”, cita el comunicado la organización Kapé Kapé.

Agrega el escrito que “no es solamente la votación a mano alzada como forma de elección establecido en dicho reglamento, sino, que existen diversas formas de elección de los pueblos indígenas como se ha mencionado, pero resulta sospechoso que esto se quiera implementar por primera vez de una manera prematura y amañada a intereses partidista, contrario a la conquista alcanzada y progresiva de los derechos humanos fundamentales de los pueblos indígenas en cuanto a su participación política”.

El diputado indígena Romel Guzamana reitera que “todo proyecto de ley tiene que consultarse porque son de ámbito espacial y territorial, y mucho más cuando es una ley especialísima como los usos y costumbres de los pueblos y comunidades indígenas. Se presume que jamás fue consultada a los 45 pueblos originarios de Venezuela, pero sin embargo lo hicieron en tiempo récord, violando la Carta Magna, la Lopre, Lopci y los derechos de los usos y costumbres. En ningún momento al instrumento de ley se le hizo el procedimiento que otorga el tiempo que lo faculta el para que sea llevado a la AN y así darle formalidad legislativa”.

“Están pateando de manera inconsulta a las organizaciones indígenas que hacen vida en esas regiones. Son las que protegen los derechos indígenas, y las comunidades las reconocen como autoridad para decidir y llevar todo lo concerniente a los objetivos de la comunidad”, agregó el diputado.

Explicó a su vez que el “levantar la mano” es algo que no está entre los preceptos para elegir a una persona.

“Sí, nosotros en una asamblea de ciudadanos levantamos la mano para organizarnos, elegir un servicio o un representante en las comunidades, pero en este ámbito electoral no, porque si se hace de esa manera estás violando la Constitución, el voto es secreto”, indicó.

Consideró también que esta nueva modalidad puede crear anarquía en las comunidades. “Incita a la violencia porque cómo escoges a un candidato que nadie quiere pero está puesto por un partido, se molestarían (…) Además, el voto no es directo, sino indirecto, estamos escogiendo a los candidatos que quieren que se elijan”.

Los ocho pueblos que hacen vida en el municipio Sucre del estado Bolívar también manifestaron su rechazo al reglamento especial.

De acuerdo con Kapé Kapé, “la Organización Socialista Bolivarianas Unida (Osibu) desmintió que 320 comunidades y 18 organizaciones indígenas regionales y nacionales fueron consultadas para la modificación de la elección de los representantes indígenas en la Asamblea Nacional”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.