Paradas de buses colapsan en varios municipios

Reaparecen largas colas en gasolineras y transporte público trujillano resulta seriamente perjudicado

Redacción por 
Hebert Ruiz
 el 
Lun, 26 Ago | 2019
Comparte »
Fotografías por 
Fotografías por 
Archivo
¿Te gusta?

Decenas de choferes vuelven a formar largas filas en cada estación de servicio operativa en el estado Trujillo con el propósito de lograr surtir de combustible, luego que la escasez de gasolina se intensificara una vez más en la entidad.

Durante aproximadamente un mes las colas por gasolina bajaron un 70% y aunque se observaron varios vehículos que permanecían en las estaciones de servicios, en menos de una hora un conductor lograba surtir su auto de combustible. Pero desde la primera quincena de agosto, la escasez del líquido comenzó a apretar nuevamente.

Una cola de carros donde esperan surtir de gasolina puede superar las siete cuadras en distancia. Según algunos conductores, pueden pasar hasta 8 horas en una larga fila. Las historias sobre las penurias vividas por choferes en las estaciones de servicios se vuelve a repetir, tras al menos un mes de baja afluencia.

TRANSPORTE PÚBLICO PERJUDICADO

Las distintas paradas de bus en la entidad amanecieron colapsadas este lunes 26 de agosto. La ausencia de transporte público generó retraso en la movilización de pasajeros, quienes esperaron hasta dos y tres horas por una unidad.

Las “perreras” aprovecharon las fallas en el transporte público y comenzaron a transportar pasajeros desde varios municipios. Las localidades como Pampanito, Pampán, Flor de Patria, Monay, Motatán, Carvajal, Escuque, Betijoque y varias zonas de Valera, resultaron seriamente afectadas ante la falta de buses.

El cobro de las tarifas se disparan. Mientras conductores de varias lineas de transportes permanecen en largas colas para surtir gasolina, los “carros piratas” que tienen el “tanque full” aprovechan de abordar pasajeros con pasajes muy costosos.

Para Pampán, Pampanito o Trujillo, un carro pirata puede cobrar hasta 3.000 bolívares. Similar sucede para zonas como La Puerta, Escuque o Carvajal, donde exigen un pasaje de 2.000 bolívares.

A pesar que los escolares están de vacaciones, la afluencia de pasajeros es grande y las paradas se colapsan en horas pico.

De momento no hay pronunciamiento de las autoridades regionales ante la reiterada escasez de combustible, la cual rápidamente perjudica a varios sectores claves de la entidad como lo es el transporte público.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.