Procuraduría Especial rechaza acusaciones del Gobierno de Maduro

Redacción por 
 el 
Sáb, 04 Jul | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

La Procuraduría Especial del gobierno interino rechazó este viernes las acusaciones de Tarek William Saab, fiscal general del gobierno de Nicolás Maduro, tras desconocer a la Fiscalía que según advierte, “se ha convertido en en brazo ejecutor de las políticas de terrorismo judicial y persecución en contra de los miembros de la Asamblea Nacional y del Gobierno legítimo de Juan Guaidó”.

“La oficina del procurador especial de la República manifiesta su apoyo al cuerpo diplomático, a los miembros de las Juntas Administradoras designadas y al ciudadano exprocurador especial de la República. Al tiempo que, ratifica su compromiso con la defensa de los intereses patrimoniales de la nación en el extranjero”, dice el comunicado.

El Ministerio Público emitió este lunes órdenes de aprehensión contra 11 miembros del gobierno de Juan Guaidó. El fiscal del régimen ordenó que sean congelados los bienes de los funcionarios de la junta directiva ad hoc del BCV, así como los de la Procuraduría Especial de la República.

También pidió la captura de Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores del presidente encargado, y Carlos Vecchio, embajador en Estados Unidos.

Aquí el comunicado íntegro:

La Oficina del Procurador Especial de la República Bolivariana de Venezuela manifiesta su enfático rechazo a las supuestas acciones emprendidas o por emprender, anunciadas por Tarek William Saab, quien usurpa el cargo de Fiscal General de la República, y además, se ha convertido en brazo ejecutor de las políticas de terrorismo judicial y persecución en contra de los miembros de la Asamblea Nacional y del Gobierno Legítimo.

En esta oportunidad, la dictadura de Nicolás Maduro, a través de Saab, emprende la ilegal e inconstitucional persecución y  amedrentamiento en contra de miembros de la Diplomacia venezolana, miembros de las Juntas Administradoras de los entes descentralizados, y el ex Procurador Especial de la República, quienes han obtenido significativos logros en el extranjero, no solo con el reconocimiento internacional del Legítimo Gobierno Interino y la imposición de sanciones a los funcionarios corruptos del régimen, sino, también, y muy especialmente, importantes decisiones de autoridades y cortes extranjeras (EE UU y Reino Unido) en protección de activos de la República ubicados fuera del territorio nacional.

Cabe advertir que, quienes habrían incurrido en traición a la patria, usurpación de funciones y asociación para delinquir, además de la sistemática violación de Derechos Humanos ya documentada por la Alta Comisiona de las Naciones Unidas, son precisamente, Nicolás Maduro y sus cómplices, quienes “empeñaron” el 100% de las acciones de Citgo (sin la autorización de la Asamblea Nacional), destruyeron la industria petrolera, han permitido la invasión del territorio nacional por grupos irregulares con vínculos terroristas y redes de narcotráfico.

Y recientemente, pretendieron movilizar las reservas de oro resguardadas en Reino Unido, bajo el falso argumento de que tenían pactada una operación humanitaria, que fue desmentida por el PNUD, y fue informada a la corte inglesa quien, a la postre, reconoció la legitimidad del Gobierno del Presidente Guaidó y a la Junta Administradora ad-hoc del Banco Central de Venezuela, ahora atacada por la dictadura.

La Oficina del Procurador Especial de la República manifiesta su apoyo al cuerpo diplomático, a los miembros de las Juntas Administradoras designadas y al ciudadano ex Procurador Especial de la República. Al tiempo que, ratifica su compromiso con la defensa de los intereses patrimoniales de la Nación en el extranjero, ejerciendo las acciones necesarias para la recuperación de activos sustraídos por la corrupción, y prevenir que la dictadura continúe apoderándose de los bienes de la República.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.