Países europeos están considerando imponer sanciones a Maduro y altos funcionarios venezolanos

Redacción por 
 el 
Lun, 17 Jun | 2019
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

Varios países están considerando imponer sancionesNicolás Maduro y varios altos funcionarios venezolanos por su represión contra los opositores políticos. Las posibles restricciones financieras están siendo evaluadas por Reino Unido, Francia, Alemania, España y los Países Bajos, antes de ser presentadas al Consejo Europeo. Maduro se encuentra entre una docena de mandatarios que podrían recibir también sanciones,pero por el momento no se ha tomado una decisión definitiva.

Existe consenso para imponer sanciones a los principales miembros de las fuerzas armadas y el poder judicial que han sido fundamentales en la detención de los aliados del líder opositor Juan Guaidó, incluido el ministro de Defensa Vladimir Padrino, cuya familia se cree que vive en España. También está en la lista el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, uno de los principales ayudantes de Maduro y enviado a las conversaciones con la oposición patrocinada por Noruega.

El principal obstáculo para la imposición de dichas sanciones es el impacto incierto que podría tener en un esfuerzo de mediación de Noruega entre los representantes de Maduro y el líder de la oposición Juan Guaidó.

“Nuestra prioridad es no imponer nuevas sanciones. Pero tampoco es para relajar la presión sobre los miembros del gobierno venezolano ", explican fuentes del ministerio de Exteriores. "El objetivo principal en este momento es el diálogo en Noruega".

Precisamente esta semana, Lilian Tintori, la mujer del opositor venezolano Leopoldo López, se ha reunido con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, a quien ha pedido que España y la Unión Europea aumenten las sanciones contra los culpables de las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela. 

Después de dos rondas de reuniones en Noruega, la oposición no confirmado aún su asistencia a la tercera ronda programada para la próxima semana en Barbados. Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, incluyendo a la mayoría de los miembros de la UE, se comprometió a no volver a la mesa de negociaciones hasta que Maduro esté listo para convocar elecciones presidenciales anticipadas.

El gobierno sueco también confirma que ha asistido a negociaciones entre las principales potencias con intereses en Venezuela. Las conversaciones en Estocolmo no contaron con la participación de ninguna de las partes en la lucha por el poder venezolano, pero sí incluyeron diplomáticos de Rusia, el principal respaldo financiero y militar de Maduro, así como Enrique Iglesias, el nuevo enviado de la UE para Venezuela.

Sanciones de EEUU

Hace casi dos años, el gobierno de Trump agregó a Maduro a su lista de sanciones de ahora más de 100 funcionarios e informantes venezolanos cuyos activos estadounidenses están congelados y a quienes se les prohíbe hacer negocios con estadounidenses.

Pero la UE ha sido más lenta que EEUU y Canadá para enfrentar a Maduro,temiendo que pueda arruinar la posibilidad de una solución negociada al estancamiento político que ha exacerbado la miseria en un país donde más de 4 millones de personas (casi el 15% de la población) ha migrado en busca de trabajo y comida al exterior. El enfoque cauteloso de la UE ha generado críticas de los miembros de la oposición de Venezuela, que creen que proporciona oxígeno al gobierno de Maduro.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha denunciado repetidamente las sanciones de Estados Unidos y la UE como una violación ilegal de la soberanía del país. Pero bajo la lógica de tales acciones, dijo que tales herramientas deberían usarse contra Guaidó porque había promovido la violencia.

Un factor que ahora influye en la consideración de las sanciones por parte de la UE es la reciente represión política del gobierno venezolano, en la que el jefe adjunto del congreso controlado por la oposición fue arrestado. Otros 18 legisladores han sido despojados de su inmunidad parlamentaria de enjuiciamiento.

Maduro ha argumentado que la represión se centró en los legisladores que respaldaron un levantamiento militar fallido del 30 de abril que Guaidó dice que fue un intento de restaurar la democracia de Venezuela.

La UE, que está tratando de allanar el camino para elecciones libres y justas al tiempo que garantiza la entrega de ayuda humanitaria al país a través del Grupo de Contacto Internacional, no ha descartado sanciones en sus declaraciones públicas. Cualquiersanción de la UE requeriría el apoyo de los 28 miembros del bloque, cuatro de los cuales, Italia, Grecia, Eslovaquia y Chipre, no reconocen a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela. Gran Bretaña ha sido el defensor más fuerte de las sanciones.

Con información de El Español.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.