Padres enfrentan el retorno a clases sin poder adquirir uniformes ante los altos precios

Redacción por 
 el 
Dom, 12 Sep | 2021
Comparte »
Fotografías por 
@caricaturasduncan
¿Te gusta?

El pasado domingo 5 de septiembre, Nicolás Maduro reiteró que es inminente el reinicio de clases presenciales para el próximo mes de octubre, bajo el esquema 7×7 implementado por su gobierno para la prevención del Covid-19. No obstante, lo que parece no estar listo aún para el retorno a las aulas, es el bolsillo de los trujillanos, quienes deben disponer de al menos 85 dólares para poder costear el uniforme escolar de sus hijos.  

Y es que, en un recorrido por las principales tiendas del centro de la ciudad de Valera, por ejemplo, se pudo evidenciar que para adquirir un par de zapatos escolares los padres necesitan de 20 a 40 dólares, dependiendo de la calidad y la marca de este. Mientras que, el precio de un morral puede oscilar entre los 15 y 25 dólares, los costos en este caso, pueden variar de acuerdo a la temática del dibujo animado, su consistencia y calidad.

En cuanto a las camisas de niño para la escuela, se pueden adquirir  entre 5 y 10$, y para compar un pantalón los representantes necesitan la suma de 10 a 20 dólares. Situación que  evidentemente preocupa a los trujillanos, quienes afirman que “a duras penas trabajan para llevar el pan a la mesa”.  

Mayra Quevedo es licenciada en contaduría pública y abogada y su esposo profesor de matemáticas. Sin embargo, la grave situación económica que atraviesa el país la ha obligado a alternar su profesión con el oficio de peluquería, aun así afirma que el dinero que gana juntando todos su trabajos, no le alcanza para comprarle el uniforme, morral y utililes escolares a sus dos hijos de 10 y 13 años de edad.

“Uno está en 5to grado de primaria y el otro pasó a 3er año de bachillerato, es decir, tengo que comprarle además cinco libretas. Es absurda la cantidad de dinero que se necesita para adquirir todo lo que mis hijos necesitan para ir a la escuela. El dinero que hacemos mi esposo y yo solo nos alcanza para la comida y los gastos de la casa”, afirmó Mayra, residente del municipio San Rafael de Carvajal.

Es así como para Quevedo, el costo por niño superaría los 85 dólares, al incluir el uniforme de educación física. 

Por lo tanto, el regreso a clases presenciales significa una odisea u otro “dolor de cabeza”   para los trujillanos. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.