Pablo Iglesias admite "arrepentimiento" por elogios al gobierno venezolano

Redacción por 
EFE
 el 
Jue, 13 Dic | 2018
Comparte »
Edición por 
Europa Press
¿Te gusta?

Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista español Podemos, reconoció la "nefasta" situación política y económica en Venezuela, y admitió su "arrepentimiento" por sus pasados elogios al régimen de ese país.

Iglesias, quien compareció ante la comisión del Senado español que investiga la financiación de los partidos políticos, explicó que hay "muchas opiniones" y cosas que dijo "hace muchos años" en las que se equivocó. "Rectificar en política está bien", añadió.

"No comparto algunas cosas que dije en el pasado y creo que la situación política y económica en Venezuela es nefasta", recalcó Iglesias, quien en el inicio de su carrera política habló muy elogiosamente sobre la realidad de ese país suramericano.

Sin embargo, Iglesias negó tajantemente haber trabajado alguna vez para el Gobierno venezolano y rechazó que su formación haya recibido financiación de ese país.

Iglesias recordó que todas las denuncias presentadas sobre este asunto han sido rechazadas por los tribunales españoles.

"Si pretende sugerir si ha habido financiación del Gobierno de Venezuela a mi partido, le digo que no", enfatizó Iglesias en respuesta a las preguntas del senador Luis Aznar, del Partido Popular (PP, conservador).

El responsable de Podemos, que junto a sus aliados controla la tercera fuerza en el Congreso y es el principal apoyo parlamentario del Gobierno socialista, negó también haber cobrado en los programas televisivos de otros países en los que ha participado y precisó que en España solo recibió pagos cuando intervino como colaborador.

Podemos es una formación de izquierda alternativa fundada en 2014, y que se nutrió de las protestas espontáneas de marzo de ese año contra los fuertes recortes sociales del anterior Gobierno del Partido Popular en medio de la crisis económica el país.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.