Niños trujillanos no escapan del trabajo infantil

Redacción por 
José Andrés González - ECS
 el 
Mié, 12 Jun | 2019
Comparte »
La Organización Internacional del Trabajo designó, en el año 2002, que cada 12 de junio se conmemorara el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, para concientizar acerca de la magnitud de este problema y unir esfuerzos para erradicar esta realidad.
Fotografías por 
Yoerli Viloria

“Señor, ¿le limpio el parabrisas rapidito?, antes que cambie la luz del semáforo”. Es una de tantas frases que dicen los niños que trabajan en las calles del estado Trujillo, a pesar de no tener la edad legal para hacerlo y de ser perjudicial para su salud tanto física como mental.

Los Trujillanos evidencian este hecho en diferentes partes, desde los niños embolsando productos en los centros de compras, vigilando automóviles en los estacionamientos de los centros comerciales, vendiendo verduras o artículos de confitería en los mercados populares y diferentes sectores de la entidad, y limpiando parabrisas en los distintos semáforos de la cuidad.

La existencia del trabajo infantil debe “convertirse en un factor que genere indignación” y no se puede considerar como algo normal o cotidiano pues eso “nos hará cómplices de una de las violaciones de sus derechos”, sentenció el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En el estado existen instituciones que tiene como misión “garantizar sus derechos, protegerlos y estimular su desarrollo integral”, sin embargo, la situación de los niños trabajando en las calles o diferentes puntos de la región demuestra la vulnerabilidad en la que se encuentran.

 FUTUROS CUIDADANOS EXCLUIDOS 

Los infantes que se enfrentan a esta realidad pueden padecer envejecimiento prematuro, desnutrición y depresión, además de “convertirse en ciudadanos excluidos”, según la Unicef.

En las zonas altas de Trujillo algunos de los infantes, además de estudiar, “trabajan las tierras como tradición”, mientras que otros “dejan sus estudios y laboran bajo obligación” debido a la situación económica en la que se encuentran, aseguró una habitante de Niquitao, municipio Boconó.  

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano, aseguró que “la pobreza en el hogar sigue siendo causa común del trabajo infantil en la agricultura”, siendo este al que la mayoría de los infantes a nivel mundial se dedican.

La fuerte diáspora sumada a la crisis económica y política del país podrían ser unas de las causas del aumento del trabajo infantil en el Estado, sin embargo, a nivel mundial 152 millones de niños y niñas ya realizan actividades laborales, según Unicef.

Unos de los objetivos de la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU es erradicar el número de menores dedicados a estas actividades laborales, y los trujillanos pueden ayudar al no hacerle caso omiso a estos hechos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.