“Me hice la muerta para que no me matara”: relata una sobreviviente del doble asesinato en Maturín

Redacción por 
 el 
Dom, 20 Sep | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

Con heridas en el rostro, Annie Desiree Sevilla Rondón, relata cómo sobrevivió al ataque en el que murieron dos de sus hijos: Una estrangulada y embarazada de seis meses, y otro apuñalado. 

Annie sobrevivió al ataque del homicida porque se hizo la muerta luego de recibir dos martillazos en la cara. Eso fue lo que le contó a los oficiales y a una amiga después de salir del Hospital Manuel Núñez Tovar la noche de este miércoles 16-S, cuando también velaron a sus hijos Junie Detsibeth Betancourt Sevilla (21 años) y a Marcos Antonio Betancourt Sevilla (17 años) en la sala de su apartamento, ubicado en el bloque B del Complejo Habitacional La Gran Victoria, el lugar donde ocurrió el doble asesinato, relata el diario La República.

Lo que Annie recuerda del momento en que fue atacada, es que Jhor Frank José Ramírez el homicida de sus hijos, fue a buscarla a su apartamento la mañana del 17 de septiembre para pedirle que bajara a planta baja porque Junie la llamaba. Annie bajó los tres pisos y cuando entró al apartamento, escuchó que Jhor le dijo al oído: “te maté a tus hijos”, en ese momento Annie pensó que su yerno jugaba con ella. Pero luego, al voltearse, recibió un martillazo al que ella reaccionó con un forcejeo entre ambos, su atacante le insistía que no dejaría evidencias de sus crímenes y que al matarla, también iría por su hijo menor.

En su declaración ante el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Sevilla Rondón explicó que cayó al piso con el segundo martillazo y allí se quedó inmóvil para protegerse. “Estando en el piso me dio muchas patadas, así que me hice la muerta para que no me matara”, contó a la policía.

Lo que narran los vecinos es que Annie esperó hasta que Jhor Frank saliera del edificio para poder escaparse; aguantando el dolor se levantó y se asomó en la puerta para pedir ayuda, afortunadamente, un hombre que pasaba la escuchó y la auxilió.

Hasta la noche del jueves no se pudo confirmar si el cadáver del homicida seguía en la morgue del Hospital de Maturín.

Jhor Frank José Ramírez murió en un procedimiento realizado por el Cicpc, tras un enfrentamiento con los mismos, oponiendo resistencia y fuga en la avenida principal del sector Guanaguanay.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.