Lo que implica el viaje de Maduro a China

Redacción por 
ABC
 el 
Vie, 14 Sep | 2018
Comparte »
“Este auxilio de China le da respiro por un buen tiempo (a Maduro)”, señaló en un trino Asdrúbal Oliveros, director de la Consultora venezolana Ecoanalítica.
El recibimiento a Maduro por su homólogo  Xi Jinping constituye un espaldarazo político 

Nicolás Maduro, presidente venezolano, realiza desde ayer jueves hasta el domingo una visita a China cuyo fin fundamental es recibir un préstamo de 5 mil millones de dólares que le otorgará el gobierno chino.

El recibimiento por su homólogo Xi Jinping constituye un espaldarazo político a su gestión en vista de su creciente aislamiento en el contexto regional. Esta suma será pagada en efectivo o petróleo, dijo Simón Serpa, ministro de Economía venezolano.

"Voy saliendo para la República Popular China a una visita de estado muy necesaria, muy oportuna (...) para avanzar en los nuevos acuerdos de asociación estratégica en el campo económico", dijo el presidente Nicolás Maduro en la televisión estatal antes de abordar el avión. "Nos vemos dentro de unos días con grandes logros", apuntó Maduro.

Por su parte, Omar Barboza, presidente del Parlamento de Venezuela, aseguró que Maduro viajó a China con la intención de "evitar el 'default' (recesión de pagos)" y que a su Gobierno le den "más prórroga" para el pago de las obligaciones que mantiene con ese país.

¿Por qué es importante este préstamo?

Este préstamo es un bálsamo ante la acuciante crisis económica que atraviesa el país y sus graves problemas de liquidez, con apenas 8.300 millones de dólares en reservas internacionales y sin acceso a financiamiento externo por las sanciones financieras de Estados Unidos.  

“Este auxilio de China le da respiro por un buen tiempo (a Maduro)”, señaló en un trino Asdrúbal Oliveros, director de la Consultora venezolana Ecoanalítica.

Maduro ha suspendido la mayoría de los pagos de la deuda externa de Venezuela y debe más de 6 mil millones de dólares a los tenedores de bonos, lo que ha hecho que se corte la mayoría de nuevas fuentes de financiación.

¿En qué se invertirá ese préstamo?

Básicamente para financiar proyectos petroleros para reflotar la producción. 

En agosto, la estatal petrolera PDVSA firmó nuevos acuerdos con empresas de servicio en esquemas que otorgan incentivos si recuperan la producción petrolera, que cayó a mínimos de 60 años. Bajo esos convenios, las compañías firmantes necesitan buscar financiamiento para enfrentar las inversiones necesarias sin ayuda de PDVSA.

En junio, el ministro Zerpa anunció en Pekín que el Banco de Desarrollo de China había dado unos 250 millones de dólares, dinero que formaba parte de un crédito especial otorgado hace dos años de unos 5.000 millones de dólares para financiar por tramos los proyectos vinculados al aumento de bombeo de crudo.

¿China es ya el mayor acreedor de Venezuela?

Sí. Caracas ha recibido préstamos chinos por unos 50 mil millones de dólares en la última década, pagaderos principalmente con petróleo. Venezuela adeuda aún unos 20 mil millones, cuyas condiciones de pago, flexibilizadas en 2016, podrían ser de nuevo renegociadas en este viaje.

También se espera que tras el préstamo de los 5 mil millones, se amplíe el periodo de gracia para el servicio de la deuda, según aseguró Ecoanalítica. También habría un memorando de entendimiento para la protección de las inversiones chinas.

¿Es decir que China ve en Venezuela un buen socio comercial?

Mientras Venezuela tenga el respaldo del petróleo seguirá siendo atractivo para algunos países. Por eso el mensaje del ministerio chino de Exteriores es claro: "China espera que esta visita refuerce la confianza política mutua, y profundice la cooperación entre los dos países", dijo el portavoz Geng Shuang  en conferencia de prensa.

"El gobierno venezolano ha implementado recientemente reformas económicas y financieras con una buena respuesta social. Creemos que un desarrollo estable de Venezuela va en interés de todas las partes", agregó.

En los últimos meses, China se había mostrado reacia a continuar con el apoyo financiero para proyectos de desarrollo en Venezuela, un país que dilató por años reformas económicas para salir de una larga recesión e hiperinflación.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.