Las cinco disciplinas deportivas que han perdido más dinero por la pandemia

Redacción por 
José Gregorio Martínez
 el 
Mié, 03 Mar | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Los fanáticos no solo aportan emoción a los deportes, también dinero. La pandemia del COVID-19 ha golpeado los distintos campeonatos deportivos de la misma manera como ha azotado las economías de casi todos los países del planeta. Gradas vacías, eventos suspendidos o aplazados y reducción de las pautas publicitarias conforman el cóctel más dañino para las finanzas del deporte en las últimas décadas.

Ya la pandemia ha dejado pérdidas que superan los 14000 millones de dólares en los cinco deportes más afectados. El futuro de las distintas disciplinas deportivas parece estar en manos de las vacunas. El pasado reciente ha sido devastador para un negocio que en gran medida depende de la aglomeración de personas en espacios relativamente estrechos. El béisbol parece haberse llevado la peor parte. El fútbol americano, el fútbol (soccer) y el baloncesto tampoco se han salvado. Incluso la fórmula 1 ha registrado pérdidas importantes.

La MLB registra pérdidas de USD 7700 millones

La Major League Baseball (MLB) es sin duda el mejor termómetro para medir el impacto financiero que ha sufrido el béisbol con la pandemia. Durante la recortada temporada de 2020 que se llevó a cabo casi en su totalidad sin espectadores en las tribunas, se registraron millonarias pérdidas que llevaron a la MLB y sus 30 equipos a presentar una demanda contra las aseguradoras que se han negado a pagar las reclamaciones a pesar de que las pólizas señalan que tienen cobertura a “todo riesgo”, según especifica la querella introducida en la Suprema Corte de California, a la que tuvo acceso la agencia AP.

Entre las medidas que afectaron al béisbol se encuentran la suspensión del Spring Training y la reducción de los juegos de la temporada regular de 162 que se disputan normalmente a tan solo 60. Además, la mayoría de los encuentros de la postemporada se llevaron a cabo sin público. Solo la Serie del Campeonato de la Liga Nacional y la Serie Mundial en Arlington, Texas, fijaron una capacidad limitada de alrededor de 11000 espectadores por juego.

La demanda contra las aseguradoras no especifica un monto reclamado. Tan solo hace referencia a miles de millones de dólares en boletos no vendidos y cientos de millones en concesiones, entre otras pérdidas. Sin embargo, un informe publicado por , en el que se cita a un funcionario de las Grandes Ligas, precisa que los ingresos de la MLB en 2020 fueron de apenas 3000 millones de dólares, mientras en 2019 habían alcanzado los 10700 millones de dólares. Esto representa entonces una pérdida total de 7700 millones de dólares.

A esto habría que agregar que según el informe, con apenas 3000 millones de dólares en ingresos en 2020, la MLB reportó gastos por más de 6000 millones, lo que pinta un escenario aún más catastrófico, pues estaría enfrentando un déficit de más de 3000 millones de dólares.

Super Bowl pierde USD 3300 millones

Con Shakira y J.Lo moviendo las caderas en el show de medio tiempo del Super Bowl de 2020 se cerró en Miami un era de bonanza del fútbol americano. El evento televisivo más visto en Estados Unidos registró el año pasado un récord histórico en ingresos de 17200 millones de dólares. Para ese momento apenas se empezaban a reportar los primeros casos de coronavirus en Estados Unidos. Un año después la cifra cayó a 13900 millones de dólares.

El gasto de los consumidores en la final del fútbol americano de 2021 entre los Tampa Bay Buccaneers y los Kansas City Chiefs registró una disminución en ventas de 19,2 %, el más bajo en los últimos años, según reseña el medio deportivo AA. Las pérdidas en este caso se ubican en 3300 millones de dólares. No estaba muy lejos The Wall Street Journal cuando a mitad de año estimó en 4000 millones de dólares las pérdidas en la National Football League (NFL).

Como dato curioso, los artistas que se presentan en el medio tiempo del Super Bowl no reciben un pago por su show pero la NFL cubre los gastos y costos de producción. Sin embargo, en la edición de este año, The Weekend dijo a la revista Billboard que tuvo que poner 7 millones de dólares de su propio bolsillo para poder cumplir con su presentación.

También representa una muestra de la caída en los ingresos por publicidad el hecho de que la marca de cervezas Budweiser no publicara por primera vez en 37 años su tradicional anuncio en el Super Bowl, ya que –según notificó la empresa– prefería utilizar el presupuesto de mercadeo para apoyar los esfuerzos de difusión y concienciación de la vacunación.

Principales clubes de fútbol dejan de percibir USD 1320 millones

Los ingresos de los 20 clubes de fútbol más poderosos del mundo registraron en la temporada 2019-2020 una reducción de 1100 millones de euros (USD 1320 MM), según el estudio Football Money League 2021 de la consultora Deloitte. La cifra podría elevarse a 2000 millones de euros (USD 2400 MM) para el cierre de la temporada 2020-2021, de acuerdo con la proyección de los analistas, considerando que este reporte se publicó solo seis meses después del final de la interrumpida temporada en el primer año de la pandemia.

El aplazamiento de los ingresos por retransmisiones al ejercicio financiero que finalizó en 2020 y los reembolsos de las emisoras relacionadas con la temporada 2019-2020 representan la mayor pérdida. En este caso la caída fue de 937 millones de euros (USD 1130 MM), equivalente a una reducción de 23 % en comparación con la temporada anterior.

Se suma una caída de 257 millones de euros (USD 310 MM) en los ingresos por jornada, debido a que los partidos se pospusieron inicialmente y luego se cancelaron o reanudaron a puerta cerrada. Esta contracción fue de 17 % en relación con la temporada pasada. No obstante, hubo una compensación de 105 millones de euros (USD 125 MM) en los ingresos comerciales, equivalente a un aumento de 3 % en este reglón.

Los clubes con mayores ingresos siguen siendo el FC Barcelona con 715,1 millones de euros (USD 863 MM) y el Real Madrid con 714,9 millones de euros (USD 862 MM). La reducción con respecto a la temporada anterior fue de 15 % para el FC Barcelona y de 6 % para el Real Madrid. Es decir, registraron pérdidas de 125,7 millones de euros (USD 152 MM) y 42,4 millones de euros (USD 51 MM), respectivamente.

El alemán Schalke 04 quedó como el club más golpeado en sus finanzas por la pandemia. La reducción en sus ingresos fue de 31 %, lo que significó una pérdida de 102 millones de euros (USD 123 MM). Le sigue el Zenit FC, con una disminución de 29 %, al dejar de percibir 56,1 millones de euros (USD 67,7 MM). Y el tercero más afectado fue el Internazionale Milano FC, con una contracción de 20 % en sus ingresos, tras perder 73,1 millones de euros (USD 88 MM). Otros clubes con pérdidas significativas fueron el Manchester United (19 %), el Olympique Lyonnais (18 %), el Paris Saint-Germain, el Tottenham Hotspur y el Napoli SSC (15 %), así como la Juventus y el Arsenal (13 %).

La reducción en la NBA fue de USD 1200 millones

Y si de baloncesto se trata la referencia es indiscutiblemente la National Basketball Association (NBA). Las pérdidas en este deporte fueron menores, ya que cuando el virus se extendió por la Unión Americana ya se había completado la mayor parte de la temporada. Pero no es poca cosa hablar de una reducción de ingresos de 1200 millones de dólares, equivalentes a una contracción de 10 % con respecto al año anterior, según un informe de ESPN mencionado por Bloomberg.

De acuerdo con este reporte, la liga perdió 800 millones de dólares en ingresos por entradas, tras mover la temporada a lo que califica la agencia de noticias como una “burbuja” sin espectadores en Walt Disney World. Los 400 millones restantes se perdieron por la reducción de los patrocinios y las ventas de mercancía.

Aunque las vacunas representan una esperanza, las proyecciones para lograr la inmunidad indican que la pandemia no se despedirá en 2021. Las diferentes asociaciones deportivas se preparan para registrar nuevamente números negativos al cierre de este año. En el caso de la NBA, el informe de ESPN calcula una reducción de ingresos que puede oscilar entre los 500 millones y 1000 millones de dólares.

La Fórmula 1 recibe USD 877 millones menos 

La pandemia también ha tenido un impacto severo en los resultados financieros de la fórmula 1. Los ingresos totales del año 2020 se ubicaron en 1145 millones de dólares, lo que representa un desplome de 44 % en comparación con los 2022 millones de dólares recaudados en 2019. Como consecuencia de las medidas impuestas para frenar la propagación del coronavirus, la F1 registró una disminución en sus ingresos de 877 millones de dólares, según datos de Fórmula 1 Group, propiedad de la empresa Liberty Media, reseñados por Motorsport. Y en lo que respecta a pérdidas operativas, la cifra se ubicó en 444 millones de dólares, muy por encima de los 35 millones en pérdidas operativas reportadas en 2019.

De acuerdo con la información, los pagos totales repartidos entre los 10 equipos cayeron de 1012 millones de dólares en 2019 a tan solo 711 millones en 2020. Esto debido a la reducción de los ingresos de la F1. Adicionalmente, la enorme caída de los honorarios de promoción de las carreras se reflejó en el descenso de su porcentaje de los ingresos primarios, que bajó de 30 % a 12 %.

“Los ingresos de la promoción de las carreras disminuyeron porque se prohibió a los aficionados asistir a todas excepto a tres carreras, lo que llevó a cambios puntuales en los términos contractuales de las carreras originalmente programadas que permanecieron en el calendario de 2020 y limitó los ingresos generados por las de reemplazo que se sumaron”.

El año pasado, la fórmula 1 hizo frente a una reducción del calendario de Grandes Premios de 22 a 17. Este calendario comprimido que se llevó a cabo de julio a diciembre no escapó a las restricciones por la pandemia. Muchas de las carreras más lucrativas fueron canceladas, y la mayoría de las que se celebraron tuvieron que realizarse a puerta cerrada.

Lo que viene: Juegos Olímpicos de Tokio y Mundial de Fútbol de Qatar

Contra viento y marea, los organizadores de los dos eventos más grandes del deporte en el mundo siguen adelante con sus respectivos cronogramas. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados por la pandemia, se llevarán a cabo este año “sin importar cómo esté la situación del COVID-19”, según declaraciones del presidente del comité organizador, Yoshiro Mori, recogidas por CNN a inicios de febrero.

Para la misma fecha, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aseguró en que el Mundial de Fútbol que se disputará en Qatar a finales de 2022 se jugará “con estadios llenos”, confiado en que para entonces “habremos derrotado al COVID-19”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.