Escritura breve

La Verdad en el ideal periodístico del Libertador Simón Bolívar

Redacción por 
Jorge Briceño Carmona
 el 
Mar, 06 Jul | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

Para comenzar, es  necesario saber que dentro de su proyecto periodístico, El Libertador Simón Bolívar coincidía con el Generalísimo Francisco de Miranda, Precursor de la Independencia Americana, en que la prensa era un arma fundamental dentro de la estrategia para lograr la libertad del Continente, por ello, en su campaña libertadora, por los andes peruanos y bolivianos “llevaba una imprenta al lomo de mula, editando un periódico llamado “El Centinela en Campaña”. Allí Bolívar en densos escritos, iba dejando plasmado el ideal libertario a través de un buen periodismo, un periodismo elegante, profundo y revolucionario, siempre revestido por la verdad, uno de los conceptos filosóficos de la teoría de la información periodística.

Bolívar supo con atino utilizar la imprenta, no solo como instrumento de lucha política, sino formador, colocando además su poderoso influjo -más penetrante que las balas- al servicio de la obra libertaria.

Su gran obra periodística, fue el Correo del Orinoco (27 de Junio de 1818) llamado el periódico de la emancipación americana, donde el acendrado amor del ilustre venezolano por el periodismo y su pensamiento de libertad, removió el ánimo de la opinión pública por la causa republicana.

El combativo Correo del Orinoco es ejemplo fiel del ideal periodístico del Genio de América y la prueba más palpable de que Bolívar le dio uso a la prensa como arma fundamental y certera para mundializar la revolución americana, que precisamente tuvo su génesis en Angostura, la cuna de la Gran Colombia y del prestigioso vocero emancipador.

Siempre pensó el Padre de La Patria que la comunicación tenía que estar al servicio de la humanidad, de hecho, el Correo del Orinoco surge como una necesidad resultante de una preocupación “la cual canaliza el desequilibrio existente en ese momento, pues sus informaciones desembocan en una sociedad que padece totalmente del ocultismo real de lo que la revolución persigue contra el imperio español. De ahí, que podemos observar que el arranque del Correo del Orinoco, es un instrumento ideológico, que aplicado e interpretado, enseña una multiplicidad de realidades vilmente escondidas hasta el momento de su aparición

Bolívar consiente de la efectividad de esa empresa, sentenció que “la imprenta es tan útil como los pertrechos en la guerra, y ella es la artillería del pensamiento” oportuna frase en momentos en que los pertrechos y la artillería constituían para las naciones americanas el gran instrumento para su liberación; profético enunciado además, que afincó sus sueños de victoria en el poderío que representa el periodismo bien entendido y bien aplicado.

En sus escritos y discursos, “Bolívar aconseja sobre la libertad, la necesidad de proclamarla y sostenerla como atributo del pueblo. Es un catedrático de la libertad que asume este papel para convertirse en un maestro de la comunicación y del periodismo latinoamericano.

Bolívar  escribe y comunica, comunica y enseña. Escribe desde el lugar de los hechos. No espera que le cuenten lo que ocurre en las batallas. Participa en ellas. ¡Qué gran lección para los periodistas!   “Si Bolívar es el genio de la guerra, de la política, de la libertad, también lo es del periodismo. Ninguno mejor que él calibró el papel orientador de la prensa...”

Simón Bolívar es, para mí, el precursor del moderno periodismo. Su ejemplo, su acción, su pensamiento y sus lecciones, están más vigentes que nunca. Actuó, sintió, reflexionó y escribió, no sólo para su época sino para la posteridad, es decir, para nosotros y para las generaciones que nos relevarán.

Creo que al genio de América Simón Bolívar, hay que estudiarlo más a profundidad como periodista; no se ha ahondado aún sobre la trascendencia del pensamiento político y social del Padre de la Patria como autentico comunicador de masas. Bolívar dentro de su proyecto emancipador, jamás utilizó la mentira para adoctrinar al pueblo y ganar adeptos, al contrario su mensaje comunica ánimo, y camino expedito para la persuasión, orientados a liberar a los pueblos y a sus hombres, sin alejarse de la verdad, que como lo referí anteriormente,  es uno de los conceptos filosóficos de la teoría de la información periodística, así como lo son   la objetividad y la veracidad.

Maravilloso ejemplo el de Bolívar,  herencia! que se ha de traducir en el enorme compromiso de defender el derecho que tienen los pueblos a estar informados de manera oportuna y veraz y a expresarse libremente, “sin más limitaciones que sus propios y legítimos intereses, compromiso que convierte al comunicador social en un combatiente de primera fila”, gracias, por  qué  no, al ideal periodístico y a la concepción sobre el periodismo que tenía el grandioso y brillante  General de América

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.