Experto explica que reparaciones ya no son factibles

Hidroandes necesitaría 10 bombas nuevas para surtir agua con normalidad a Valera y Carvajal

Redacción por 
Ana Valecillos ECS
 el 
Vie, 12 Jul | 2019
Comparte »
Exgerente de la empresa estatal aseguró que es más económico comprar bombas nuevas que seguir reparando las que están desgastadas
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Hidroandes necesitaría 10 bombas nuevas para surtir agua con normalidad a los municipios de Valera y Carvajal, según sugirió un exgerente de la empresa hidráulica, quien agregó que no es suficiente comprar solo cuatro de estos aparatos para toda la ciudad.

Luis Artigas, Ingeniero hidráulico, explicó que hay una la situación de colapso de la planta de tratamiento, donde es necesario que en la estación de bombeo del cumbe se incluyan cinco bombas para Valera y dos para la parroquia La Beatriz.

“No es solamente Carvajal, si quieren solventar el problema que hay de agua potable para el acueducto de Valera, como mínimo tienen que comprar 10. Las bombas que están actualmente funcionando lo hacen por debajo del 40% de su rendimiento y su vida útil ha colapsado”, comentó.

Artigas aseguró que es más económico comprar bombas nuevas que seguir reparando las que están desgastadas.

EMBALSE NO ES SUFICIENTE

Rodolfo Monsalve, Director General de la Alcaldía de San Rafael de Carvajal, solicitaron al viceministro Carlos Aponte, la compra de cuatro bombas o repotenciación de las que ya se encuentran en Hidrozulca, estado Zulia, para su reparación.

Además, realizaron una propuesta al viceministro sobre colocar un embalse a la entrada de El Cumbe. Ante este planteamiento, Artigas recordó que en unos de sus proyectos formulados para Hidroandes, consideraba de igual modo a mediano plazo hacer un pequeño embalse en un sector de quebrada grande.

“Ese embalse sería para ampliar el horizonte de planificación del acueducto, el río Motatán tiene suficiente agua, la idea es eliminar la dependencia del bombeo y ampliar el horizonte de planificación con un embalse”, expuso Artigas.

También recalcó que lo primordial es solventar el problema de agua potable de manera inmediata.

“Un embalse requiere alta ingeniería, no es que se van a poner a diseñar un embalse desde un escritorio. Hay que hacer exámenes hidrológicos, geológicos y ver el impacto ambiental, qué tipo de embalse hay que hacer, en qué lugar lo van a hacer, la cantidad de agua que van a almacenar, cuál es el fin del embalse de agua potable y la generación de electricidad”, puntualizó el ingeniero hidráulico.

El también profesor reprochó el término de “pequeña represa”. “No me parece, la información es muy deficiente, sin embargo, en el proyecto que yo tengo hay una solución que se resuelve en menos de un año el problema del agua y se permite considerar la construcción del embalse en el mediano plazo con mayor tranquilidad”, concluyó.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.