Hábitos alimenticios del venezolano empeora cada día más

Redacción por 
 el 
Jue, 23 Sep | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

El informe 2020 del Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo, estima que entre 2018 y 2020, 7.8 millones de personas presentaron desnutrición en el país. Aun así, los malos hábitos alimenticios ocasionan que la obesidad gane terreno en Venezuela debido al sedentarismo que causa la cuarentena por coronavirus.

Según expertos, la pandemia y la situación país alteran los estados emocionales de las personas, causando ansiedad y estrés, por lo cual recurren al hambre emocional.

El psicólogo Julio García explicó que comer por ansiedad es “canalizar nuestros sentimientos con comida”, reseñó el Diario 2001.

El especialista destacó que “la tristeza, el aburrimiento y la incertidumbre vuelven a las personas débiles, entonces comen para saciar una emoción escondida”.

Por esa razón, García explicó las consecuencias de este tipo de ansiedad. “Hay riesgo de aumento de peso, gastritis, infecciones estomacales e intoxicaciones porque no regulan lo que comen”.

Mejorar los hábitos alimenticios

El licenciado señaló que “comer en exceso es tan grave como perder el apetito”. Asimismo indicó que “es vital averiguar que causa esa ansiedad para así buscar maneras saludables de lidiar con ella”.

Por su parte, la nutricionista Santiago Robles especificó que “ganar o perder peso en estos momentos es muy fácil, dependiendo de las situación”.

Comentó que “por un lado tienes un grupo de personas que han ganado peso de forma notable porque la pandemia los detiene de hacer actividad física, están bajo el teletrabajo o clases online y las calorías que ingieren no las queman”.

Señaló que por otro lado hay personas por debajo de su peso porque no consumen todas las proteínas y nutrientes, esto a causa de los elevados precios de la canasta básica, informó el Diario 2001.

“La comida debe variarse, no siempre tiene que ser carne o pollo o solo granos como caraotas y lentejas. Para que la alimentación sea saludable es necesario que varíe. Lamentablemente el bolsillo del venezolano no está apto para llenar las despensas con diferentes productos”, reflexionó.

Cuestión de salud

El especialista explicó que la gordura o el bajo peso no son sinónimos de salud. “Una persona puede lucir gorda o flaca ante los ojos de cualquiera, pero mientras esté en su peso ideal no es ni obesidad ni desnutrición. Los cuerpos son diferentes y cada uno trabaja de acuerdo a su metabolismo”, indicó.

En cuanto a lo accesible que puede ser hacer dieta en Venezuela, el especialista indicó que esto varía según el caso y el cuerpo de la persona.

“La dieta de algunas personas puede ser estrictamente vegetales y frutas mientras que para otros es la prohibición de harinas y carbohidratos, lo que genera un cambio de menús que se vuelven incomprables para muchos”, comentó Robles.

El especialista comparte que las dieta solo deben ser recomendadas bajo la supervisión de un profesional.

El Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reflejó en febrero de 2020 que 1 de cada 3 personas en Venezuela está en inseguridad alimentaria y necesita asistencia.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.