Habilitación de candidatura de Evo Morales desató polémica en Bolivia

Redacción por 
Agencias/AFP
 el 
Mié, 05 Dic | 2018
Comparte »
Evo Morales llegó al poder en Bolivia en 2006. Lleva 12 años pero quiere seguir en la Presidencia.
Evo Morales admite que se acostumbró al poder y no quiere dejarlo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia habilitó la candidatura del presidente Evo Morales y a su vicepresidente Álvaro García Linera para buscar un cuarto mandato consecutivo en las elecciones generales previstas para octubre de 2019. y desató un escándalo nacional e internacional. El fallo, que se apoya en uno previo del Tribunal Constitucional que declaró inaplicable el artículo de la Constitución que fija un límite a la reelección presidencial, es considerado ilegal por buena parte de los analistas. Algunos ya hablan de golpe de Estado.

“Este es un golpe mortal a nuestra democracia, porque se ha habilitado al hombre que tiene todos los poderes en su mano”, dijo ayer Carlos Mesa, candidato presidencial por Comunidad Ciudadana y líder en los principales sondeos.

Samuel Doria Medina, dirigente de Unidad Nacional, sostuvo que “es la más grave afrenta a la democracia desde su reconquista en 1982”. “Llamamos a la unidad para frenar la dictadura. La oposición debe rechazar de manera contundente esa decisión y, a la vez, debe unificarse en un solo proyecto para frenar la dictadura”, afirmó.

El abogado y politólogo boliviano Carlos Sanchez Berzain,  director del Interamerican Institute for Democracy, se manifestó en el mismo sentido. “Ante nuevo golpe de Evo Morales con TSE, urge Unidad: 1) En Bolivia hay dictadura, primero recuperar la democracia y luego disputar el poder. 2) Quienes defienden el retorno a la democracia deben retirar precandidaturas. El que quede con Morales es cómplice. 3) Movilizacion nacional”, escribió en su cuenta de Twitter.

“El TSE desconoce la soberanía popular”, dijo por su parte el ex presidente Jorge Quiroga. En un mensaje a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), le imploró “salvar la democracia en Bolivia”.

Víctor Hugo Cárdenas, ex vicepresidente y también candidato, aseguró que la sentencia del tribunal es un “crimen político contra la democracia”.

Las críticas arreciaron también desde el exterior. Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, tomó la iniciativa.

La decisión de la Justicia desató marchas de protesta y una huelga convocada para el próximo jueves. Un grupo de jóvenes se instaló el lunes en las afueras del TSE, en una plaza pública de La Paz, para repudiar el fallo.

El oficialismo desestimó el año pasado el resultado del referéndum de 2016 que le negó a Morales la posibilidad de una cuarta postulación, alegando que se logró bajo engaños por una trama sobre la existencia de un hijo del presidente, que luego no se pudo comprobar.

Morales logró finalmente a fines de 2017 que el Tribunal Constitucional autorizara su candidatura para un nuevo período entre 2020 y 2025, arguyendo que era su derecho humano hacerlo.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.