Fieles devotos a la virgen de Fátima en Portugal celebraron su día a pesar de la pandemia

Redacción por 
 el 
Jue, 13 Mayo | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

El santuario de la Virgen de Fátima, en Portugal, permitió la presencia de 7.500 fieles en dos misas anuales que conmemoran el día en que, según la tradición, tres pequeños pastores vieron por primera vez a la Virgen.

Para minimizar los riesgos de contagio, la entrada al recinto sólo es posible a través de ocho puertas señalizadas, con dispensadores de gel hidroalcohólico y la explanada está dividida en círculos a los que solo pueden acceder miembros del mismo núcleo familiar.

El aforo máximo se cubrió rápidamente tanto el miércoles como el jueves y cientos de personas quedaron fuera de la puertas del santuario, que estaba custodiado por la policía.

Tradicionalmente, unas 100.000 personas acudían a las dos misas en el enorme santuario de la localidad rural en la noche del 12 de mayo y la mañana del 13, aunque el año pasado estuvo cerrado por la pandemia del coronavirus.

Como ocurre en Lourdes, Francia, Fátima atrae a millones de peregrinos de todo el mundo cada año para dar gracias a Nuestra Señora de Fátima o para pedir su ayuda.

El cardenal portugués José Tolentino Mendonça presidió las dos ceremonias y dijo a los fieles que esperaba que el sufrimiento durante el último año por la pandemia “pueda ayudarnos a ser mejores: más espirituales, más humanos, más fraternales”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.