Falta de transporte público, otro dolor de cabeza para los carvajalences

Redacción por 
 el 
Dom, 12 Sep | 2021
Comparte »
Fotografías por 
¿Te gusta?

Si bien es cierto que, para los carvajalences que les toca laborar durante las semanas radicales es un reto poder trasladarse a sus lugares de trabajos sin contar con el servicio del transporte público, las semanas flexibles padecen de la misma situación pues, las pocas unidades que actualmente estan en circulación no cubre la demanda de pasajeros.

En ese sentido, en las semanas flexibles desde muy tempranas horas de la mañana e incluso desde la madrugada, las paradas de transporte público en el municipio San Rafael de Carvajal se ven abarrotadas de personas en espera de algún bus para poder llegar a sus trabajos. Sin embargo, según testimonios de algunos carvajalences las primeras unidades pasan a las 7:30am y “siempre suelen ser dos o tres buses los que bajan y suben llenos”, afirman.

“Los primeros buses pasan más tardar a las 8:00am, bajan hasta Chipuen y suben pero a reventar, luego no pasan más sino como hasta las 10:00 am cuando terminan de dar las primeras vueltas y uno casi siempre llega tarde al trabajo”, indicó Ramón Valecillos, quien trabaja en un establecimiento de comida en la ciudad de las siete colinas y entra a laborar a las 7:00am.

Unidades Insuficientes

De acuerdo a la información a portada a este medio,  el fiscal de la parada de la línea Valera-Carvajal, para el municipio está disponible un total de 11 buses durante las semanas flexibles, cantidad que varía diariamente. No obstante, muchos carvajalences aseguran que hay días que solo ven trabajar a seis buses o menos, es decir, tres para Carvajal y tres para Campo Alegre.

Es así como se evidencia que el problema no es solo para que los ciudadanos se trasladen a Valera, sino para retornen a sus hogares cuando terminan la jornada laboral. Y es que, las colas que deben hacer son largas e interminables debido a las pocas unidades disponibles.

“A uno no le queda de otra que irse parado y casi que en la puerta del bus porque casi no hay buses y esperar a que llegue otro toma más de una hora, a veces es mejor bajar hasta la entrada de Valera y esperar una colita”, expresó por su parte otra usuaria.

Mientras que, otro usuario de la línea Valera-Carvajal, asegura que "a los buseteros se le hace mejor negocio, llenar sus tanques de gasolina y bachaquearla, que dar un servicio, que no le garantiza las mismas ganancias y así tampoco se le daña el carro" aseguró   

Es una completa odisea la que padecen los carvajalences para poder trasladarse de un lugar a otro en transporte público: sin buses suficientes, sin gasolina y sin calidad de vida, así viven las familias de este municipio. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.