Fallecieron dos reclusos en cárceles del estado Lara

Redacción por 
 el 
Mar, 15 Sep | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), informó que Deiner José Lobos Villegas, de 26 años de edad, falleció el jueves 10 de septiembre dentro de una celda en el Centro Penitenciario David Viloria, conocido como Uribana; mientras que José Manuel Escobar, de 22 años de edad, falleció este sábado 12 de septiembre en la Comunidad Penitenciaria Fénix.

Sobre Deiner José, sus familiares relataron que desde hace dos semanas tenía fiebre alta, tos y dificultad para respirar. Les indicaron que se trataba de tuberculosis, pero no le practicaron ningún análisis.

Anteriormente el recluso fue sometido a exámenes médicos para descartar tuberculosis, los cuales fueron costeados por su familia, pero el resultado fue negativo.

“Deiner era un joven muy fornido y se convirtió en un esqueleto ambulante”, dijo uno de sus seres queridos, quien añadió que en Uribana había rebajado más de 30 kilos y tenía signos evidentes de desnutrición.

Al notar su agravado estado de salud, en la cárcel le permitieron el suministro regular de comida por parte de los deudos, pero éstos sólo podían trasladarse dos veces a la semana por no contar con los recursos suficientes para costear los gastos. Incluso les negaron el ingreso de algunos alimentos.

En ese sentido, la directora del OVP manifestó que aunque el privado de libertad tiene derecho a recibir alimentos u otros insumos por parte de sus familiares, es el Estado venezolano quien debe proveer la alimentación diaria a los presos, por lo que no se justifica que Deiner José padeciera desnutrición.

Cabe destacar que este hombre también fue víctima de la falta de atención médica, pues sus familiares le suministraban algunos medicamentos pero nunca fue trasladado a un centro de salud, donde podía ser diagnosticado adecuadamente y por ende recibir el tratamiento indicado.

El cuerpo de Deiner José fue levantado por funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y posteriormente ingresado a la morgue del Hospital Antonio María Pineda de Barquisimeto.

Cabe destacar que este joven murió esperando un traslado a tribunales, tenía cuatro años privado de su libertad y el mismo tiempo esperando por el inicio de su juicio.

Sobre José Manuel Escobar, el equipo del OVP conoció que fue trasladado desde Fénix Lara hasta el principal centro asistencial del estado Lara en horas de la tarde del 9 de septiembre. Estaba inconsciente y lo dejaron hospitalizado, pero lamentablemente falleció tres días después.

“Por lo general los presos son trasladados a un hospital cuando ven que se están muriendo, de lo contrario son abandonados a su suerte. Los están matando, en las cárceles no hay médicos ni medicinas para atenderlos”, aseguró el familiar de otro privado de libertad, quien puntualizó que junto a otros parientes han hecho las diligencias para el traslado o atención adecuada de los enfermos ante los tribunales o el Ministerio Público.

No obstante, aunque sí se han otorgado las órdenes para las evaluaciones, en la cotidianidad de los centros penitenciarios retrasan dichos traslados que finalmente nunca son efectuados.

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.