Estudiantes trujillanos piden grito de libertad

Redacción por 
Fabiola Matheus Pérez
 el 
Jue, 21 Nov | 2019
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

La lucha por una educación libre es la ardua batalla en la Venezuela de hoy, un país que se destaca por la historia que envolvió a su sistema educativo durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, quién por su trayectoria pasó a ser recordada, donde hoy, 21 de noviembre, el pueblo venezolano conmemora a todos sus escolares con el Día del Estudiante Universitario.



Desde hace 61 años atrás los jóvenes del país han levantado la voz a la opresión, hoy cuando conmemoran un día más lo hacen desde lo más profundo del corazón.

Todo lo quitaron

“Nos quitaron todo que hasta el miedo nos arrebataron” afirma Jhorman Terán, joven estudiante del tercer año de derecho en la Universidad Valle del Momboy, lucha desde el año 2017 en el Movimiento Estudiantil trujillano, ha alzado su voz y comenta que no descansará hasta encontrar la libertad de todos los venezolanos.

Por otro lado está el caso de Luis Orangel Ramírez, estudiante de derecho, comenta que no conoce de un sistema de gobierno que le permita estudiar sin miedo a que pueda abandonar la carrera a un futuro, manifiesta que forma parte del movimiento estudiantil desde el año 2014, cuando sintió la pasión de luchar por una mejor educación universitaria desde la dirigencia estudiantil, su lema es “No descansaré hasta ver a mi país en libertad”.

Mientras que José Manuel Araujo, lucha desde sus 17 años “Cuando decidí ser dirigente estudiantil me ocupé en velar por mi libertad y la de todos los jóvenes, nos merecemos un sistema de gobierno adaptado a ciudadanos libres” mencionó.

21 de noviembre de 1957

La represión del gobierno de Marcos Pérez Jiménez desencadenó, el 21 de noviembre de 1957, el estallido de una huelga general en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en defensa de sus derechos y libertades, que más tarde se extendió a otras universidades, como la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), donde se procedió a la quema de un retrato de Pérez Jiménez.

 Reanimadas en enero de 1958, las protestas estudiantiles volvieron a las calles de Venezuela. Esta vez, el Frente Universitario se encargó de tomar las calles del país, y no dar un paso atrás hasta liberar a Venezuela.



Por su parte, la Seguridad Nacional apresó a numerosos estudiantes de la UCV y procedió con el cierre de los centros de educación superior, uno de los detonantes del golpe de estado de 1958 que derrocó la dictadura del general Pérez Jiménez.



Por eso esta fecha es un homenaje a ellos, a todos los valientes universitarios venezolanos que salieron a la calle para reivindicar sus derechos educativos.

21 años luchando

Han pasado dos décadas y un año desde que un nuevo sistema detiene el crecimiento académico de los estudiantes universitarios, los mismos no han bajado la guardia por la lucha de reconquistar el estado de derecho dentro de los centros universitarios.

Hacer de una universidad libre de pensamientos y capaz de formar hombres y mujeres valientes es el deseo de cada joven trujillano, los dirigentes manifiestan estar del lado correcto de la historia, señalan no van a descansar hasta ver “Un Grito de Libertad”.

Para estos jóvenes tres años suenan fáciles, pero les ha tocado difícil, cada mañana se levantan a luchar por un mejor país, dicen “Este es el final, ya pronto renacerá un nuevo país”.

Comentaron que desde el Movimiento Estudiantil trujillano están articulando para hacer el país que se viene.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.