Estudiantes de Mérida clasifica a Sudamericana a pesar de derrota ante Racing

Redacción por 
 el 
Jue, 22 Oct | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Un gol de Matías Rojas en los minutos finales dio la victoria (2-1) a Racing frente a un combativo Estudiantes de Mérida, que a pesar del resultado clasificó a la Copa Sudamericana al ubicarse en la tercera posición del grupo F.

Sin opciones de clasificar a octavos, Estudiantes de Mérida llegaba al partido con la intención de no perder para garantizar matemáticamente su presencia en la Copa Sudamericana. Pero la derrota del Alianza Lima terminó confirmando la clasificación de los rojiblancos a pesar de la derrota.

Por su parte, Racing estaba empatado con Nacional en el primer puesto, por lo que necesitaban vencer para llegar a octavos como primeros de grupo.

Con la fuerte lluvia y las gradas vacías del Estadio Presidente Perón como testigos del duelo, el cuadro local inició intentando dominar el balón, buscando el protagonismo desde el minuto 1.

Sin embargo, el planteamiento de Martín Brignani fue todo menos defensivo. El equipo merideño no fue a tierras argentinas a especular y, protegidos con dos líneas de cuatro en defensa, atacaba cada vez que recuperaba el balón con varios efectivos en la ofensiva.

Fueron varias las aproximaciones del cuadro venezolano a campo contrario, incluso algunas en superioridad numérica. Pero a los atacantes de Estudiantes les faltó claridad en los últimos metros para inquietar al arco defendido por Gabriel Arias.

Tras unos primeros minutos de estudio entre ambos conjuntos, llegó la primera gran ocasión del partido. Solari, que fue quien más creó problemas a los criollos, apareció por banda derecha para meter el balón al área. Fertoli controló y le dejó el esférico a un solitario Melgarejo que, con todo a favor, envió su remate inexplicablemente por arriba del travesaño. Fue el primer aviso para el cuadro andino que, a medida que pasaban los minutos, fue retrocediendo más hacia su arco.

Racing empezó a dominar el partido, pero sin traducir su control del balón en ocasiones claras de gol. La defensa de Estudiantes lograba detener con efectividad cada uno de los ataques de los locales.

Pero la mala fortuna apareció justo antes del final del primer tiempo para ambos equipos. Primero golpeó a los merideños. Tras un despeje de un compañero, el balón pegó en el brazo de Galileo Del Castillo y el árbitro señaló pena máxima. El central no calculó bien y el penalti daba esperanza al cuadro albiceleste.

Sin embargo, la mala fortuna se encargó esta vez de golpear a los locales. Héctor Fértoli era el encargado de ejecutar desde los 11 metros, pero se resbaló durante el lanzamiento y el balón se fue por arriba del travesaño. La fuerte lluvia le jugó una mala pasada a los argentinos.

Las emociones llegaron en el segundo acto

Tras el entretiempo, Racing salió con otra cara al campo. Quizás enterados de que Nacional iba ganando por 2-0 y necesitaban dos goles para pasar como primeros de grupo. Acosaron una y otra vez a Estudiantes con Solari, Reniero y Melgarejo por todo el frente del ataque. Mientras que a los criollos les duraba cada vez menos el balón en los pies.

Reiniero fue el primero en avisar con un gran disparo desde la frontal que pasó rozando el palo derecho de la portería defendida por Alejandro Araque.

Tras varias llegadas, ‘La Academia’ logró el tanto inicial de la mano de Melgarejo, que se redimió tras su fallo en el primer acto. Lisandro López, que llevaba apenas tres minutos en el campo, asistió a un solitario Melgarejo en banda izquierda que esta vez no perdonó. Remató al primer palo y los locales celebraban el merecido tanto.

Pero la alegría duró poco. Estudiantes aprovechó un córner a favor para poner el tanto del empate. Christian Flores metió el centro desde la esquina y Plazas remató ante la pasividad defensiva de los locales y mandó el balón al fondo de las mallas.

Tras el gol, el conjunto andino recuperó confianza y empezó a meter en problemas a la zaga albiceleste. Flores creaba peligro una y otra vez con sus internadas por banda izquierda, siendo el mejor del cuadro criollo.

Pero su calidad y deparpajo no fueron suficientes para dar ese gol de la victoria a los visitantes. Mientras que, en los minutos finales, el rumbo del encuentro tuvo otro cambio de dirección cuando Matías Rojas, que entró en el segundo tiempo por Marcelo Díaz, marcó un espectacular gol de tiro libre que terminó tumbando a los merideños y definiendo el encuentro.

A pesar de la derrota, Estudiantes estará presente en la Copa Sudamericanao. Por su parte, Racing empató a puntos con Nacional en lo más alto de la tabla, pero por diferencia de goles, los uruguayos quedan en la primera posición.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.