Estamos de paso y solo dejamos huellas

Redacción por 
Elizabeth Corona
 el 
Dom, 03 Oct | 2021
Comparte »
"Con tan solo mirarnos a nosotros mismos podemos ver cómo la vida inteligente podría resultar ser algo que no nos gustaría conocer". Stephen Hawking
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Estos tiempos de Pandemia, han sido realmente  un desafío para la Humanidad, enfrentados a situaciones y hechos que nos han llevado a límites inimaginables y que en menos de dos años ha transformado todo lo que vivimos. Cada uno sabe hasta donde los hechos mundiales han tocado su interior. Fuimos capaz de dar un salto gigantesco en avances tecnológicos y la ciencia médica se vio obligada a acelerar sus conocimientos y en meses combatir un virus que ha afectado las vidas de muchos y sin precedentes.

La mente humana es tan infinita, misteriosa e inteligente que está creando paso a paso la llamada inteligencia artificial. Ya se logró en pocos meses armar una base aérea y enviar a la órbita a tres personas sin tripulación, por 3 días y con un éxito cuyo objetivo es el llamado turismo espacial. Para el 2026 se prevé llegar a Marte y colonizar ese espacio. En fin nada es pequeño e imposible para la mente humana, aun así; cuanto ha afectado nuestra psique estos acontecimientos tan difíciles, lleno de caos, pérdidas humanas, un ciclo donde lo emocional  y espiritual se han enfrentado cara a cara y sin darnos cuenta ha removido todo nuestro interior. No existe un solo ser humano que niegue que esta agresividad de cambio lo haya afectado, de una u otra manera, cada uno en su contexto, modo de vida y ambiente que lo rodea.

Es simple. Permites que tu mente te controle o ella te controle, cada uno bajo la capacidad del crecimiento espiritual y emocional que tenga.  Lo escabroso del asunto también radica en que las religiones se han enfrentado bajo sus creencias a un comportamiento de la masa humana que al final nos pone a todos a una igualdad. Los sufrimientos se sienten igual, el dolor humano es igual, las pérdidas humanas, los apegos.

También todo esto ha ocasionado que el mundo al revés del que tanto se habla ya llego, los valores humanos ya no son los mismos, lo malo ahora es bueno y se aplaude y lo bueno ahora se señala y mutila. En los últimos meses, en el mundo entero, aparecen los “ïnfluencers”, con una cultura autodestructiva, por otro lado, la mayoría de los países aceleraron las leyes de igualdad de género y las comunidades lgtbi y los no binarios, mutilando la procreación lentamente, las investigaciones sobre la clonación humana, hechos que van  más allá de la esencia de la biología del ser. Muchas cosas están sucediendo y de manera tan acelera que no nos damos cuenta, entramos a una nueva era, todo  se transforma y no hay tiempo.

Quizás siendo filósofos, todos estos hechos nos preparan para eventos futuros mucho más catalíticos y de eso dependerá lo que cada uno sea capaz de enfrentar  a esos desafíos que dependerá únicamente de la psique humana. Las advertencias de Stephen Hawking, sobre la humanidad lo decía “el desarrollo de una inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana”. Los humanos, que somos seres limitados por nuestra lenta evolución biológica, no podremos competir con las máquinas y seremos superados por ellas. Abandonar la Tierra seria lo que salve la raza humana; la tierra se convertirá en un Venus, 250grados C y lluvias de ácido sulfúrico.

Todo esto forma parte de mis últimas conversaciones con un ser especial y muy querido, a quien dedico estas líneas y quien me incentivo a escribir,  lo llamaba mi Padrino putativo, mi querido Toño, Dr. José Román, con un  wisky en mano me decía: “Estamos de paso, lo importante es dejar huellas”.  Para ti estas  líneas, Gracias por tanto. Feliz viaje.

ELIZABETH CORONA. Escritora amateur

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.