Acto de Día del Libro fue en memoria al fallecido director responsable de DET

Entre lágrimas y sonrisas recordaron labor periodística de Cornelio Viloria

Redacción por 
Hebert Ruiz
 el 
Mié, 24 Abr | 2019
Comparte »
Francisco Graterol, Jefe de Redacción de Diario de Los Andes, ilustró la memoria de Cornelio como "un emblema dentro de Diario El Tiempo".
Fotografías por 
Fotografías por 
Hebert Ruiz
¿Te gusta?

Cuando Peña Peña estaba contando su última anécdota de tantas que experimentó durante la amistad con Cormelio, su voz comenzó a titubear y tuvo que tomar una pausa. Cubrió su boca con su palma derecha y de repente se escuchó un suspiro quebrantable: "Perdónenme un momento", expresó. Luego cayeron sus lágrimas.

El Aula 5 de la Universidad Valle de Momboy, ubicada en la ciudad de Valera, fue escenario para conmemorar el Día del Libro este 23 de abril, cuya mañana fue dedicada también para honrar la memoria del fallecido Director Responsable de Diario El Tiempo, Cornelio Vargas Morales.

El reconocido cronista de Motatán, Segundo Peña Peña, rememoró las vivencias más insignes que tuvo con Cornelio, donde pudo evidenciar que más allá de ser un gran profesional, "era un buen padre, un buen hijo, un buen esposo y un buen ciudadano".

Durante el acto asistieron alrededor de 50 personas donde estaban varios estudiantes de Comunicación Social de la UVM, profesores de la institución y de otras universidades, amigos y familiares de Cornelio Viloria.

Peña llevó consigo un escrito que preparó en memoria de su fallecido amigo, a quien "acompañé también por más de 20 años como articulista". Como el podio donde estaba apoyado el cronista no tenía buen alumbrado, decidió moverse a su derecha justo debajo de una lámpara donde permaneció de pie: "Ahora sí puedo ver bien y expresar lo que traje escrito", aseguró.

"Los momentos de aflicción por la pérdida de un amigo no se apacigua nunca, pero ese compañerismo que hubo en vida, ese recuerdo, te hace feliz. Cornelio fue ese tipo de personas que se convirtieron en colegas de camino y de hermosas andanzas que Dios puso en camino. Un gran amigo", manifestó.

El tono de voz de Segundo Peña siempre permaneció alto y no necesitó micrófono. En ocasiones alzaba su mano derecha y hasta expresaba sus emociones con un pequeño "sacudón" en las piernas, mientras contaba sus vivencias con Cornelio. De fondo, una sala totalmente en silencio y sin apartar la vista al cronista.

"En una reunión en casa de Rondón, un amigo, que vivió en Motatán, se encontraba entre los presentes el señor Luis Mazarri. Amablemente escuchó la petición de un niño de 11 años quien le propuso escribir artículos para Diario El Tiempo. Cuando a Cornelio le dieron el "sí" y comenzó a ver sus columnas publicadas en el periódico me dijo: "Me siento en la gloria".

A la edad de 11 años Cornelio Viloria Morales le administró una empresa a su papá en Motatán, la cual fue muy exitosa en su momento. Además en esa temporada inició la labor comunitaria, llegándose a convertir en un líder para su pequeño pueblo. "Fue un Quijote para nosotros", dijo Peña Peña.

"Cornelio comenzó como reportero de calle y luego el gremio lo colegió. Cumplió con la dirección de Diario El Tiempo por muchos años hasta que el medio tuvo que cerrar por la asfixia gubernamental. Este hecho lo golpeó, pero también hizo que se ocupara de sus familiares y amigos en tiempo lleno porque además, su familia era su mayor pasión", recordó el cronista.

A casi las 11 de la mañana, Peña Peña contó su última experiencia con Cornelio que arrancó grandes aplausos y algunas lágrimas.

"Nunca había escuchado un 'Gracias' tan profundo y sincero de parte de Cornelio como cuando él vio que en la última página de mi recién libro publicado, salía una foto de él con su padre a quien amó mucho. "Oye, hermano, gracias, gracias de verdad", me dijo Cornelio y me abrazó. Nunca lo vi tan emotivo como en ese momento", relató Segundo Peña, quien de inmediato despidió su intervención con voz entrecortada. 

Un emblema de DET

Francisco Graterol Vargas, Jefe de Redacción de Diario de Los Andes, participó en el homenaje agradeciendo primordialmente a la UVM por prestar sus instalaciones como "un espacio para el encuentro, amistad y cultura". "Nos quitaron el Ateneo de Valera, se nos fue y ya eso se ha convertido en otra cosa. Pero gracias por este espacio que nos permiten ahora", acotó.

Graterol ilustró la memoria de Cornelio como "un emblema dentro de Diario El Tiempo". "La gran referencia de Diario El Tiempo es gracias a Cornelio", opinó Graterol, quien al instante pidió un "fuerte aplauso a su memoria". 

"Cornelio fue un gran ícono de este medio y aunque no permaneció en la calle, sí estuvo en la oficina y era 'un cerebro' dentro del medio; en la oficina era un grande", comentó.

El Jefe de Redacción de DLA recordó que en el año 1978 conoció a Cornelio cuando él tenía 18 años. "Empecé a escribir gracias a él. Él me animó y pocos hacían eso", agradeció. Graterol contó además que pudo ver a Cornelio tres meses antes de su muerte: "Lo vi alegre y de una vez me lanzó su grito de batalla particular".

Legado de Escribir

El periodista de Diario El Tiempo y quien también fue amigo de Cornelio, Gabriel Montenegro, recalcó que el homenajeado "no solo fue un personaje, sino un insigne donde todos los nuevos periodistas deben conocer acerca de su vida".

"Cornelio era de una dimensión sumamente crítica. Siempre decía que quien quiera ser buen escritor, primero debe ser buen lector", rememoró Montenegro instando a su vez a los presentes, a leer y capacitarse para perfeccionarse en la escritura como sugería el ex director de Diario El Tiempo.

El evento organizado por el profesor Pedro Fernández, estuvo respaldado por profesionales como el secretario del CNP, Jesús Segovia; el cronista Luis Huz, por el escritor y poeta José Antonio; escritor Gregorio Rivero; Director del Sindicato de Radio y Teatro, Tony Bertucci; Coordinadora del convenio UVM-UCSAR, Jua’ Azuaje y el profesor Pedro Frailán, quien cerró el acto y agradeció la presencia de la audiencia hasta el final del acto.

A quienes participaron con una intervención durante el acto, les fue otorgado un reconocimiento del cual fue entregado por distintos profesores de la Universidad Valle de Momboy. Entre los galardonados estuvieron Segundo Peña Peña, Gabriel Montenegro y Francisco Graterol.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.