El tenis despidió a Sharapova, el ícono que se fue entre penumbras

Fotografías por 
Cortesia

El tenis despidió Maria Sharapova, una de las tenistas más atractivas del deporte blanco en los últimos 20 años. Y no solo se trataba de su buen físico, de sus piernas largas y rostro de porcelana como si fuera una muñeca de la marca Nike, sino de una referencia mundial en la WTA.

Sharapova representó no solo la femineidad del deporte blanco, fue de las primeras muestras de que el talento joven también puede reinar y destronar a las más grandes.

La gran entrada a la vida mediática de la tenista rusa fue cuando ganó su primer Grand Slam. Lo hizo a los 17 años de edad y contra Serena Williams en Wimbledon, y desde ahí retumbó en el mundo deportivo su apellido en lo más alto del tenis femenino.

La emotiva carta de Sharapova

 

La princesa siberiana anunció ayer por medio de una entrevista a la revista Vanity Fair y también por sus redes sociales que se despediría del deporte que le dio todo y la vio crecer.

«Mi cuerpo se había convertido en una distracción» confesó Sharapova.

La tenista rusa se mostró lista para «escalar otra montaña», pero se preguntó: «¿Cómo dejas atrás la única vida que has conocido? ¿Cómo abandonas las pistas en las que has entrenado desde que eras una niña pequeña, el deporte que amas, que te ha dado alegrías inolvidables, un deporte donde encontraste una familia y unos aficionados que te han animado durante más de 28 años?».

Para terminar, dio un consejo a aquellos que persigan un sueño que parece imposible: «Fracasarás cientos de veces y el mundo lo verá. Acéptalo. Confía en ti mismo. Prometo que vencerás».

Vie, 28 Feb | 2020

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.