El plato navideño trujillano no tendrá pernil

La crisis ensombrece el ambiente navideño,

Carmen Martínez,  una ama de casa valerana, mira boquiabierta los precios de los productos que se exhiben en la nevera de una carnicería de la ciudad.  Entre triste y escandalizada. La doña no parece entender cómo un kilo de pernil con hueso este costando 120.000 Bs.

Los importes de la comida en los comercios trujillanos, se duplican en cuestión de días e incluso horas. El café, el pan, el azúcar, las verduras, todo sube. La hiperinflación se lleva todo a su paso.

Por ese fenómeno, Martínez, y su familia de cinco miembros, no tienen presupuesto suficiente para adquirir el cochino, uno de los ingredientes que complementa el plato navideño en los hogares trujillanos.

Venezuela es el país con las mayores reservas petroleras del mundo, pero su población está asfixiada por agudos aprietos económicos, que el gobierno socialista de Nicolás Maduro atribuye a una guerra económica fomentada por agentes extranjeros y que sus opositores endilgan a su pésima administración.

Martinez, da por sentado que comer pernil este año es una fantasía. “Todo está muy caro y eso del ‘regalado’ murió hace tiempo. Ahora no hay ni para las hallacas ni para uno mismo”, dice, al irse por donde vino.

 “Hay mucha desmotivación. No parece Navidad, en los establecimientos como las carnicerías el Pernil se puede conseguir, con hueso en 120.000 Bs. La pulpa en 160.000 Bs. y la costilla en 100.000 Bs. 

Etiquetas: 
Dom, 01 Dic | 2019

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.