El Madrid da un golpe sobre la mesa en el Camp Nou

Redacción por 
 el 
Sáb, 24 Oct | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

El Real Madrid salió victorioso del Camp Nou con un sólido triunfo ante el FC Barcelona por 1-3. Los de Zidane salen reforzados de Cataluña tras un duelo en el que fueron superiores y dominaron al conjunto culé, que queda tocado tras tres jornadas consecutivas sin ganar en Liga.

En el primer Clásico español sin aficionados de la historia, las gradas vacías del Camp Nou sirvieron de fondo en un compromiso en el que ambos equipos se jugaban mucho. Tanto Madrid como Barcelona llegaban al partido con la intención de recuperar buenas sensaciones. Los culés venían de perder puntos en las últimas dos jornadas de Liga, mientras que los blancos llegaban con dos derrotas consecutivas a sus espaldas.

Pero el conjunto merengue resucitó. Ya lo avisó Zidane en la previa del encuentro, asegurando que cree en sus jugadores y en su capacidad para salir de momentos complicados. Lo demostraron ante su máximo rival en un duelo para la historia.

Koeman y Zidane sorprendieron con sus respectivas alineaciones. El holandés apostó por Pedri, dejó a Griezmann en el banquillo y ubicó a Ansu Fati como falso ‘9’. Mientras que ‘Zizou’ decidió salir con el 4-3-3, con Vinícius y Asensio acompañando a Benzema en punta.

Apenas a los 10 minutos del pitazo inicial, ya ambos equipos mostraron sus armas en ataque y sus carencias defensivas. El primer golpe lo dio el Madrid. Benzema tomó el balón en tres cuartos de cancha, Piqué salió a perseguirlo y dejó un espacio aprovechado por Fede Valverde, quien realizó un desmarque perfecto. Benzema lo asistió y el uruguayo definió cruzado ante Neto. 0-1 y los merengues celebraban.

La profundidad y  un pase vertical, lo que tanto le venía faltando al Madrid en los últimos encuentros, fue lo que les dio el primer gol del partido. Sin embargo, la felicidad blanca duró apenas tres minutos. Messi apareció para frotar la lámpara y meter un pase en profundidad para Jordi Alba. El español se metió en el área y asistió a Ansu Fati, que apreció como ‘9’ y puso las tablas en el marcador. 1-1 y los protagonistas del Clásico demostraban por qué es uno de los mejores partidos del fútbol mundial.

Tras ese inicio abrumador, ambos conjuntos se tomaron un respiro, mejorando en defensa y siendo más tímidos en ataque. La batalla en el centro del campo se convirtió en protagonista. La fortaleza física de Casemiro y Valverde frente al toque y la pausa de Busquets y de Jong.

Todo parecía la tónica esperada hasta que, nuevamente, apareció Messi para romper lo papeles. El ’10’ regateó a Ramos dentro del área y exigió a Courtois, que respondió con una gran estirada. Y como toda una pelea de boxeo, la respuesta llegó inmediatamente por parte de los blancos. Vinícius apareció por izquierda y asistió a Benzema. Pero el galo no remató cómodo dentro del área y Neto repelió su disparo.

Fueron las últimas ocasiones claras de un primer tiempo muy abierto. Tras el descanso, el Madrid buscó presionar más arriba, pero dejó mas espacios atrás. Coutinho se perdió una oportunidad de oro tras aparecer con todo a favor en el segundo palo, pero su remate de cabeza pasó rozando el palo derecho de Courtois.

La reacción merengue y la acción que cambió la historia llegó cerca de la hora de partido. Lenglet tomó por la camiseta a Ramos y el juez del encuentro, luego de confirmar a través del VAR, señaló pena máxima. El capitán no perdonó desde los 11 metros y los blancos tomaron ventaja.

Tras el gol, los de Zidane retrasaron sus líneas. Vinícius y Asensio colaboraron en defensa para formar una línea de cinco centrocampistas junto a Casemiro, Kroos y Modric, que entró por el lesionado Valverde.

Los azulgranas, por su parte, se hicieron con el balón. Koeman refrescó la ofensiva para los últimos 10 minutos de partido con tres cambios: Griezmann, Trincão y Dembélé por Pedri, Ansu Fati y Busquets. Pero las ocasiones no llegaron para los locales, que dejaron espacios en busca del empate.

El Madrid tuvo par de chances para finiquitar el encuentro y el resultado. Pero Neto se convirtió en héroe al atajar par de tiros de Kroos y otro de Ramos. Tres grandes paradas que mantuvieron en el partido a los culés.

Sin embargo, el esfuerzo del guardameta brasileño no fue suficiente. Modric tomó un rechace en las puertas del área, rompió la cadera a Neto con par de regates y definió con el exterior del pie para formalizar la victoria blanca.

Zidane salió de pie del Camp Nou una vez más. El entrenador francés continúa con su idilio en el feudo blaugrana. En seis partidos, no ha perdido en ninguna ocasión, siendo el único entrenador en la historia de la casa blanca que lo ha logrado.

Los merengues se recuperan de un mal momento, mientras que Koeman y sus pupilos salen tocados de un partido que dará de qué hablar. El Real Marid se ubica en la primera posición de LaLiga con 13 unidades, mientras que los azulgranas se quedan en la décima posición, con seis puntos y un partido menos.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.