El destino incierto de los Trujillanos

Redacción por 
 el 
Jue, 26 Nov | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Diario El Tiempo

Trujillanos viven la decadencia en un Estado sin rumbo, muchos sin trabajos dignos, otros en búsqueda de alimentos, ayudas, medicinas, sin gas, sin luz, sin agua, sin gasolina; en eso se ha convertido la vida de los ciudadanos de esta tierra sin destino, mientras los gobernantes se enfrascan en una campaña electoral para ganar votos en unas elecciones que no resolverán el verdadero problema social, económico y de productividad que vive el país entero y en actos para enaltecer la historia, mientras el pueblo vive las penurias del hambre y la miseria.

Quien no se da cuenta como la caída, el derrumbe progresivo de las instituciones gubernamentales que ya no pueden darle respuesta al pueblo, el Estado está en una fase de desgaste, donde el colapso de los servicios públicos es inminente.

El pueblo luce agotado viviendo a expensas de unos bonos y unas cajas de comida que no mitigan la verdadera hambre que sienten los ciudadanos.

El bolívar desaparece ante un dólar fortalecido que dicta la pauta en el mercado de los alimentos, por lo que el dinero desaparece de los bolsillos, junto a la ilusión del socialismo. No hay inversiones en educación, hospitales y carreteras. Nada funciona como es debido.

Los gobernantes de este Estado le arrebataron el futuro a los pobres y estos están peor que nunca, en los hogares trujillanos ahora se cocina con leña, los cultivos se llevan a los mercados en animales de carga, para muestra se ven los productores de yuca del municipio San Rafael de Carvajal que con sus burros traen ese tubérculo a la ciudad de Valera, mientras que la empresa privada trata de sobrevivir a los embates de la pandemia.

El colapso en los servicios en los diferentes municipios es inminente, los alcaldes no invierten en estos, solo pañitos de agua tibia, dirían en el argot venezolano, como por ejemplo los zamuros hurgando entre la basura en la ciudad de Valera, mientras que su alcaldesa hace campaña en todo el estado promoviendo a los candidatos del partido de gobierno, otro ejemplo es el caso de un hueco que existía desde hace más de cinco años en la avenida principal de Chimpire en el municipio San Rafael de Carvajal y que fue tapado, solo para esconder el desorden a las autoridades nacionales que visitan el estado con motivo a los actos del Bicentenario de Los Tratados de Trujillo.

Al gobierno se le escapo de las manos el control de los precios,  al no producir y solo importar se ve en la necesidad de editar ríos de dinero digital, mientras que el dólar aumenta su valor destruyendo el poder adquisitivo de los trujillanos”. Afirma José Linares comerciante de la ciudad de Valera.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.