El Chavo del 8, un fenómeno cultural que marcó generaciones

Redacción por 
 el 
Dom, 09 Ago | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

La serie, suspendida de las señales del mundo el 31 de julio por desacuerdos entre Televisa y el Grupo Chespirito, comenzó a transmitirse en el país en 1976 por RCTV. El último canal nacional en el que estuvo fue Televen, de lunes a viernes a las 4:00 pm. Los personajes, convertidos en un fenómeno transgeneracional, son el reflejo de la realidad del continente: la niñez abandonada y el humor como refugio.

Leonardo Padrón cuenta que de niño no se perdía ningún capítulo de El Chavo del 8. Era, recuerda, un profundo fanático y, décadas después, le conmovió ver que sus hijos también disfrutaban la serie, suspendida el 31 de julio en todo el mundo por deacuerdos entre Televisa, dueña de los derechos del programa, y Grupo Chespirito, propietario de los derechos de explotación de los personajes de Roberto Gómez Bolaños.

“Aún siendo adulto, si me lo tropiezo en la televisión, me pongo a verlo y me río exactamente igual que todas las veces. Es impresionante su poder de seducir a tantas audiencias. Hay chistes que son recurrentes, fórmulas hechas, pero te siguen produciendo el mismo efecto. Quico era mi personaje preferido. El actor Carlos Villagrán le otorgó unos gags gestuales extraordinarios”, comenta el escritor venezolano.

Hasta ahora ni Emilio Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración de Televisa, ni Roberto Gómez Fernández, hijo mayor de Roberto Gómez Bolaños, han dicho cuál es la razón de la suspensión.

Gómez Fernández solo tuiteó que su familia y él esperan que pronto Chespirito vuelva a estar en las pantallas del mundo. “Seguiremos insistiendo, y estoy seguro de que lo lograremos”, dijo.

La explicación más clara por el momento ha sido la de Edgar Vivar, intérprete de Ñoño y el señor Barriga, quien indicó que Gómez Bolaños había firmado un contrato con Televisa en el que se acordó el usufructo de los derechos de los personajes y de su creación literaria hasta el 30 de julio de este año. “Casi seis años después de su muerte y no se renovaron esos derechos, la empresa Televisa no quiso pagar”, afirmó. Gracias a esto, dijo el actor, los derechos de la serie regresaron a los herederos de Chespirito.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.