De la basura se alimentan muchos trujillanos

Redacción por 
 el 
Jue, 21 Mayo | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Richard Montilla
¿Te gusta?

Venezuela vive la peor "crisis", en esta cuarentena, no solo se han intensificado las fallas en todos los servicios públicos, sino que la falta de gasolina amenaza más a la población, que la misma pandemia, pero lo que aún es más difícil de disimular para el Gobierno, es el hambre de los venezolanos y que tras más de dos década de políticas erradas, expropiaciones y corrupción, se resumen estas cifras aterradoras en medio de la emergencia sanitaria mundial, el poco acceso de la población a los alimentos cada día más difíciles de adquirir, para los trujillanos es cotidiano y “normal” ver a las personas en las calles hurgando en la basura para llenar sus estómagos vacíos.

Más de la mitad de las personas que viven en este Estado pasan hambre ya que hoy solo no disponen, ni de un tercio de los alimentos necesarios para satisfacer las necesidades básicas de alimentación.

El sistema alimentario promovido con los llamados Clap, no mitigan el hambre de los trujillanos, la mayoría que los reciben dicen que son alimentos que no les aportan las proteínas necesarias para estar bien alimentados, mientras que el 80% de sus habitantes reciben ingresos insuficientes para acceder a la canasta básica alimentaria que en esta cuarentena se a cuadruplicado.

Una familia necesita de por lo menos lo 57 salarios mínimos mensuales solo para alimentarse, según estudios realizados en el país.

En total, 800.000 bolívares del salario integral, lo que traducido en dólares a este jueves  son 4,21 mensuales, es el ingreso de los trujillanos en su mayoria,  que se convierten en sal y agua en los bolsillos de los que tienen esa entrada, porque el llamado bono quedate en casa el pasado mes de abril fue de 500.000 bolivares muy por debajo al sueldo más cesta ticket que devengan normalmente.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.