Cristopher Figuera: “Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses”

Redacción por 
Vicmara Godoy
 el 
Mar, 25 Jun | 2019
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Este lunes llegó a Estados Unidos Cristopher Figuera, el exjefe de inteligencia de Venezuela, quien huyó a Colombia tras coordinar una fracasada rebelión contra Nicolás Maduro en abril.

Figuera fue cesado como director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en medio del fallido alzamiento militar contra Maduro del 30 de abril, liderado por el presidente encargado Juan Guaidó, así lo reseñó la agencia AFP.

El director del Sebin, otrora jefe de seguridad del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, mentor de Maduro, estuvo dos meses escondido en la capital colombiana hasta su llegada a Estados Unidos el lunes, según el Post.

El diario dijo que, en las 12 horas que conversó con Figuera, el militar develó graves hechos de corrupción vinculados al gobierno de Maduro.

“Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses”, dijo. “Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”, dijo, citado por el Post, el hombre llamado "topo" de la CIA por Maduro.

Señaló negocios ilícitos de oro con participación de un asistente de Nicolás Maduro Guerra, hijo del mandatario.

Denunció casos de lavado de dinero vinculados al exvicepresidente Tareck El Aissami, actual ministro de industrias, y acusado en Estados Unidos de narcotráfico. 

Figuera indicó que grupos irregulares operan en Venezuela bajo la protección del régimen, entre ellos miembros del grupo guerrillero colombiano ELN, activo en áreas mineras en el estado sur de Bolívar. 

Dijo además que células de Hezbolá operan en varios puntos de Venezuela, y reveló una fuerte influencia cubana en el palacio presidencial en Caracas, con llamadas constantes a Maduro del expresidente de Cuba Raúl Castro.

Señaló que la ministra de prisiones de Maduro estaba pidiendo 30.000 rifles para inaugurar su propio ejército privado.

Figuera asegura que se arrepiente de algunos de los excesos que cometió mientras fue jefe del Sebin. “Tengo una gran deuda con la gente que sigue en la cárcel… La gente que se le murió familia y no los pudieron ni ver. Eso me quiebra”.

“Hay mucha gente ahí que es inocente, y yo tengo una deuda con ellos. No se hizo todo lo que se pudo. Yo pensé en algún momento que podría sensibilizar a Maduro”, expresó. 

Con información de NTN24.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.