Urgencia/ Los venezolanos la requieren

CNP Trujillo apoya ingreso de la ayuda humanitaria

Redacción por 
CNP 7.635
 el 
Vie, 08 Feb | 2019
Comparte »
Es un asunto de derechos humanos universales, por lo tanto, no es una cuestión de fronteras, de soberanía ni de falsos patriotismos; sino de necesidades y de calamidades materiales que miles de familias deben cubrir ante la permanente escasez de medicinas y de alimentos que ponen al borde de la muerte a niños, adolescentes y adultos. Tragedia que a muchísimos, ya se los llevó al otro mundo.
Fotografías por 
AFP

Las cosas hay que mencionarlas por su  nombre, sin tapujos ni medias tintas: “al pan, pan, y al vino, vino”. En el marco y el contexto de tan dolorosas realidades, hoy día los venezolanos padecen en carne propia las terribles penurias y calamidades por carecer de alimentos y de medicinas. Drama por el que muchos han fallecido, y otros están en esa “lista negra de la muerte” por sufrir enfermedades cuyos medicamentos no consiguen.

De allí la urgencia de que ingrese a Venezuela la ayuda humanitaria proveniente de las naciones democráticas del mundo. Cargamento cuya entrada impide y bloquea el régimen tiránico de Nicolás Maduro y de Diosdado Cabello, quienes sí poseen suficiente comida y medicinas en sus búnker.

Clamor del pueblo que sentimos, escuchamos, palpamos y observamos en las calles del país, tal cual lo plasmamos en esta declaración al cumplir y honrar la responsabilidad social de informar y de opinar, porque ambas expresiones del pensamiento no son delito, como lo consagran los artículos 57 y 58 de la Carta Magna, esa que los mismos chavistas, por abrumadora mayoría, aprobaron en el referendo popular del 15 de diciembre de 1999.

Es un acto inhumano y criminal impedir que entren a Venezuela las toneladas de alimentos y de medicinas que hoy son acopiadas en Cúcuta, ahí en Colombia, y en el estado de Roraima por el lado de Brasil. Esa ayuda la requieren con urgencia miles y millones de venezolanos, entre quienes hay muchísimos familiares de los militares que, para vergüenza de los compatriotas honestos y decentes, hoy apoyan al régimen usurpador de Maduro.

Es inmensa la cantidad de pacientes que fallecen por no encontrar la atención indispensable y básica en los ambulatorios y hospitales del país donde, por ahora, la mano de obra de los galenos, de enfermeros y enfermeras es lo único que no pagan los familiares de las personas enfermas. De lo demás, todo lo cancelan los parientes de los pacientes, desde la compra de medicamentos e insumos hasta las batas, guantes y bisturís que utilizan los médicos.

Esa triste y penosa realidad acontece porque el actual es un régimen de funcionarios ineficientes, indolentes, irresponsables y corruptos que día tras día agravan, deterioran y agudizan la sobrevivencia de los venezolanos carentes de buenos servicios públicos, de asistencia adecuada en la red hospitalaria, de la protección física que deberían brindar los cuerpos policiales y desguarnecidos también de otros derechos y garantías previstas en el texto constitucional, ese que, lamentablemente, es “letra muerta”.

Por eso es urgente y perentorio el ingreso a Venezuela de la ayuda  humanitaria que ya está en Colombia y Brasil. Sin miedos ni temores, ese cargamento de medicinas y de comida tiene pleno respaldo del Colegio Nacional de Periodistas, Seccional Trujillo, y de la inmensa mayoría de otros comunicadores sociales que bregan y luchan en estas “tierras de santos y sabios” como también es conocido el territorio trujillano.

 (*) Secretario General del Colegio Nacional de Periodistas, Seccional Trujillo.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.