Chirinos y Narváez dejan huella de poder

Redacción por 
Diario Líder
 el 
Sáb, 08 Jun | 2019
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Robinson llegó a diez cuadrangulares y a cuatro juegos seguidos con voladas de cerca al tiempo que Omar igualó su tope jonronero

JOSÉ LUIS LÓPEZ / CARACAS.- Robinson Chirinos y Omar Narváez coincidieron como defensores del plato, el jueves en el parque T-Mobile, hogar de los Marineros de Seattle, quienes cayeron 8-7 en 14 actos.

Chirinos por los Astros de Houston y Narváez por los dueños de casa tuvieron duelo de poder, pues ambos se fueron para la calle. Pero puede agregarse que dichos jonrones no fueron comunes, pues cada uno desplegó un mensaje.

Comencemos con Robinson, quien llegó a cuatro juegos consecutivos con jonrón conectado. Sí, el mismo jugador que no fuese retenido por los Rangers de Texas en noviembre pasado, ahora brilla entre los Astros.

Alineado como quinto bate, en el primer inning envió la bola a paseo, a 371 pies por el jardín izquierdo para producir dos carreras. En 2018, el falconiano cerró con tope personal 18 vuelacercas. No hemos llegado a mitad de campaña y ya suma una decena.

Si línea es de .247 / .383 / .309 / .592 con 28 remolcadas y 31 anotadas. Por cierto, el jueves se lució con tres anotadas y cuatro boletos, aunque solo se fue de 3-1. Lo importante fue su aporte. Y ese .383 de porcentaje de embasado, vale oro para los Astros.

Si Chirinos montó su show, Narváez no quedó rezagado. Bateó de 6-2 con anotada, remolcada boleto y su noveno vuelacercas de la temporada, a despecho de dos ponches.

Cuando en el cierre del décimo acto, Héctor Rondón tenía dos outs, las bases limpias y casi el salvado de un triunfo 7-6 en el bolsillo, surgió el “villano” Narváez para llevarse la cerca derecha a 399 pies de distancia. Por segunda vez en la justa, Rondón desperdiciaba una oportunidad de salvamento.

El receptor marinero igualaba así su tope jonronero establecido en 2018, cuando necesitó 280 turnos al bate. Ahora requirió 174. Solo Gary Sánchez y Robinson Chirinos, con 19 y 10 respectivamente, son los caretas que tienen más vuelacercas que Narváez, cuya línea es de .282 /.360/.460 /.820, con 23 fletes y 28 anotadas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.