Ben Affleck en el primer encuentro de sus hijos con su novia Ana de Armas

Redacción por 
 el 
Mar, 26 Mayo | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

La relación de Ben Affleck, de 47 años de edad, y su novia Ana de Armas, de 31, avanza a pasos agigantados; y lo que sucedió el fin de semana es una prueba de ello. El actor de Batman, quien se encuentra atravesando la cuarentena en su casa de Los Ángeles con la actriz de Knives Out​, decidió que ya era hora de hacer la presentación formal y así fue cómo De Armas pudo conocer a los tres hijos que Ben tuvo con Jennifer Garner: Violet, Seraphina y Samuel.

En la imagen se los puede ver a todos con tapabocas en este contexto de pandemia, caminando relajados por el barrio privado del actor, y con los perros también como compañía. Tras la salida, se los vio ingresar a la residencia del actor.

En marzo, Affleck y Armas ya habían empezando a mostrarse públicamente, en contraste con sus vacaciones en La Habana en las que huyeron de los paparazzi. De hecho, tras blanquear su relación con sus salidas públicas, aceptaron formar parte del nuevo video de Residente, “Antes de que el mundo se acabe”, en el que se los puede ver dándose un apasionado beso. Esas imágenes fueron grabadas en el cumpleaños de la actriz, para el cual Ben organizó un festejo que De Armas documentó con felicidad en su cuenta de Instagram.

Los rumores de romance entre la actriz cubano-española y el actor norteamericano surgieron en febrero, y un mes después los fotógrafos los encontraron en las playas de Costa Rica. Ambos se conocieron en el rodaje del thriller Deep Water y recientemente la actriz elogió a su pareja a nivel profesional. “La primera vez que leímos las escenas juntos, quedó bastante claro que Ben iba a hacer algo excepcional con un papel muy complejo. Su personaje es el motor de la historia y requiere que se mueva entre tragedia e ironía o entre el realismo y la comedia más absurda. Su talento es infinito”, declaró De Armas.

En cuanto a Affleck, se lo nota estable de salud, tras varias recaídas producto de su alcoholismo, un factor decisivo en su divorcio de Jennifer Garner, con quien estuvo una década, y quien lo ayudó en los peores momentos. “Tengo mucha suerte de que ella sea la madre de mis hijos. Es importante que ellos sepan que yo la respeto y que me importa mucho lo que le pase. Ella me trata de la misma manera. Estoy muy agradecido y le deseo lo mejor”, declaró el actor a la revista People.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.