Barcelona amarga el debut de Marcelino con doblete de Messi

Redacción por 
EFE
 el 
Jue, 07 Ene | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?
¡No me gusta!

Puntos: -3

Usted votó
‘que no le gusta’

Lionel Messi amargó el debut de Marcelino García Toral como entrenador del Athletic Bilbao con un partido descomunal, con dos goles, dos disparos al palo y la gestación del primero de los tantos del 2-3, con el que el FC Barcelona ganó en San Mamés.

El Athletic, por su parte, abrió el marcador con un tanto a la contra, de Iñaki Williams, y lo cerró con un buen disparo del veterano Iker Muniain.

El encuentro del ‘crack argentino’, bien acompañado por Pedri, Ousmane Dembélé, Frenki De Jong y hasta por Antoine Griezmann, dejó en nada el fulgurante arranque del Athletic, que se adelantó en el minuto 3. Después de allí, reaccionó el conjunto culé para ponerse a siete puntos del liderato. Messi tomó cartas en el asunto y el Athletic, que se queda noveno en la tabla, deberá mejorar con el nuevo técnico.

Arrancó el partido a mil por hora y sacando ya provecho el Athletic del fútbol vertical con balón, que prometió la llegada de Marcelino. No se había cumplido el tercer minuto de juego y Raúl García encontró, con un gran pase, la contra de Williams. El veloz delantero local definió bien ante Ter Stegen, tras salir de su propio campo y regatear a Lenglet en el área.

Tuvo una segunda ocasión parecida el Athletic en una galopada de Capa, en la que al lateral de Portugalete le faltó finura para dejar el balón a Muniain en condiciones. El capitán tuvo que esperar y Yuri, sin mucho ángulo, mandó el balón al lateral de la red.

Parecía el inicio de una goleada local , ante la facilidad con la que el Athletic encontraba espacios a la espalda de la defensa blaugrana. Pero, curiosamente, hasta ahí llegó el conjunto local, que vio como el Barça iba adquiriendo sitio y ritmo, empezando a acercarse a un Simón espléndido bajo palos.

Dest abrió el fuego azulgrana con una gran combinación colectiva. Dembelé midió a Simón en la portería y Messi le buscó las cosquillas en un balón muy pasado al que no acabó de ir, en el que se confiaron también Yuri e Iñigo y que De Jong devolvió la pelota al área para que Pedri empatase.

A partir de ese momento, el partido se tornó un monólogo para los visitantes, con numerosas ocasiones para adelantarse en la pizarra. Lo intentaron Alba y Dembélé, bien respondidos por Simón, pero ya no perdonó Messi en la segunda salida en falso del meta internacional.

El rosarino buscó a Pedri, Simón abandonó la portería precipitadamente y el canario cedió con una preciosa pisada a la estrella argentina para que batiese la desguarnecida meta local. Para colmo, al Athletic, además de voltearle el marcador, se le había lesionado a la media hora Yuri por un problema muscular.

Sendos disparos de Muniain y Williams en el área, todavía con 0-1 y bloqueados por Dest y Ter Stegen, y un centro de Capa que no encontró rematador, antes del 1-2, completó el bagaje ofensivo local en la primera parte.

Arrancó, de nuevo, mejor el Athletic la segunda mitad con tres llegadas en las que amenazó el empate a dos. Una volea desde la frontal de Vencedor, un remate forzado de Williams en el primero y otro de Raúl en el segundo, que no se esperaba.

Pero, el que dio al clavo fue otra vez el Barça, siendo otra vez Messi. Previamente, ya había avisado en varias oportunidades. Primero, marcando en un ajustado fuera de juego y, posteriormente, con un gran disparo desde la frontal que se estrelló en el palo, muy cerca de la escuadra. En la tercera, en un disparo similar pero al borde del área pequeña, ya no perdonó el de Rosario, que volvió a insistir en el palo en otro disparo que parecía gol.

Pudo volver a marcar el astro del club catalán, pero quien lo hizo fue el otro capitán, Muniain, aunque ya en el minuto 90 y con poco tiempo para empatar, con un buen disparo desde la frontal.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.