Nicolás Maduro anunció ayer un incremento del Cestatiket a 40 dólares y del llamado Bono de guerra a $20. Sin embargo, este martes, amaneció señalando un monto distinto.

El Cestatiket se mantiene en $40, pero el Bono de guerra lo cambió a $30, según informó en redes sociales mientras firmaba el decreto.

«Es un esfuerzo tremendo en defensa del salario de las y los trabajadores, a pesar de la guerra económica brutal contra nuestro pueblo. ¡Al trabajo nadie la gana!”?», dijo Maduro, agregando que el incremento era necesario.

Mientras tanto, el descontento de los trabajadores persiste, luego de tener más de un mes protestando en las calles exigiendo un salario digno que les permita tener calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.