El Parlamento francés celebró este lunes una sesión conjunta de ambas cámaras, la Asamblea Nacional y el Senado, en la que dio su visto bueno a incluir el derecho al aborto en la Constitución, convirtiendo así a Francia en el primer estado del mundo en dar este paso.

La Asamblea Nacional dio ‘luz verde’ a esta medida a finales de enero, dejando la pelota en el tejado de un Senado controlado por la derecha y que se temía pudiera echar por tierra la propuesta. Sin embargo, la Cámara Alta también votó la semana pasada a favor de blindar la interrupción del embarazo a nivel constitucional, reseñó Eitb.eus.

Tras este paso, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, salió rápidamente al paso para celebrar la noticia y convocar para este lunes el denominado Congreso del Parlamento, una sesión conjunta de ambas cámaras en la que se abordan revisiones constitucionales cuando no se utiliza el referéndum.

El Congreso del Parlamento, que está conformado por un total de 925 miembros 348 senadores y 577 diputados, ha dado ‘luz verde’ definitiva a la medida con un total de 780 apoyos, según ha anunciado la presidenta de la Asamblea Nacional gala, Yael Braun-Pivet.

Poco después de conocerse la noticia, el mandatario francés ha lanzado una publicación en sus redes sociales donde ensalza el «orgullo francés» por enviar un «mensaje universal», y ha hecho un llamamiento a la población a participar en la ceremonia de aprobación del derecho a nivel constitucional.

El jefe de Estado ha anunciado que el próximo viernes, Día Internacional de la Mujer, en la céntrica plaza parisina de Vendome se celebrará «la primera ceremonia de sellamiento (de un derecho constitucional) abierta al público». «Celebremos juntos la entrada de una nueva libertad garantizada en la Constitución», ha dicho.

La decisión de blindar constitucionalmente el aborto ha despertado diferencias entre la sociedad francesa. Este mismo lunes, un grupo de antiabortistas se ha congregado en las inmediaciones del Palacio de Versalles, lugar donde se ha celebrado el Congreso del Parlamento, bajo el lema ‘Yo también fui un embrión’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.