Recientemente un grupo estudiantes de la Unidad Educativa  “San José”, ubicada en el municipio Valera, realizó una visita guiada al Museo Antropológico “Tulene Bertoni”, dependiente del Instituto de la Cultura y las Artes del estado Trujillo (Incaet), avanzando en el compromiso de acercar  a  niños y jóvenes a su historia, cultura y legado patrimonial.

En el recorrido participaron una treintena de niños y niñas de entre 9 y 11 años de edad, quienes de la mano de docentes y promotores culturales del Incaet visitaron las cinco salas que conforman el Museo “Tulene Bertoni”, uno de los más nutridos a nivel regional, en cuanto a la cantidad de reliquias y piezas históricas que alberga.

Las visitas guiadas a centros históricos forman parte de los esfuerzos del Incaet por preservar y defender el acervo intelectual, artesanal y artístico del pueblo trujillano, reforzando los valores culturales en las generaciones de relevo, a fin de que sean garantes del mantenimiento y conservación del patrimonio material e inmaterial del estado Trujillo.

El Museo “Tulene Bertoni” cuenta con muestras paleontológicas originarias, piezas precolombinas de cerámica y piedra, tallas de la época colonial, retablos de culto doméstico, pinturas y fotografías antiguas, distribuidas en sus cinco salas: “Salvador Valero”, “Arte Colonial”, “Arqueología”, “Numismática” y “Paleontología”.

Hace más de medio siglo Alfredo Tulene Bertoni, quien había sido un próspero comerciante de la ciudad de Valera, empezó a construir una de las colecciones paleontológicas, etnográficas y de arte más impresionantes del oeste de Venezuela.

Muestras paleontológicas

En el museo permanecen 116 muestras paleontológicas, entre las cuales se pueden encontrar desde un cefalópodo de 50 kilogramos de peso, al que se le calcula una edad de 80 millones de años, hasta diminutos peces, también milenarios, encerrados en lascas de piedra.

Este tesoro cultural fue colectado por Tulene Bertoni en distintos lugares del estado Trujillo, pero no sólo fueron fósiles los que personalmente colectó sino que también se dedicó a recaudar 787 piezas prehispánicas elaboradas en piedra y barro por los primeros habitantes de Trujillo. También se ocupó de reunir 162 piezas de arte colonial entre las que destacan retablos que eran usados en las casas como objeto de culto religioso; además de armas de distinto tipo y calibre.

Del mismo modo adquirió veinte piezas del artista Salvador Valero, considerado por los especialistas uno de los más importantes artistas plásticos populares de Venezuela. Entre las piezas de Valero se encuentra la que fuera su primera pintura hecha a los doce años de edad.

La colección privada de Tulene Bertoni se convirtió en museo el 20 de mayo de 1976, hasta que años más tarde la donó al Estado.

 Prensa Incaet/ Griselda Castellanos.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.