Andrey Rublev, que logró en Madrid el segundo título Masters 1000 de su carrera al vencer en la final disputada en la Caja Mágica al canadiense Felix Auger Aliassime, por 4-6, 7-5 y 7-5, dijo en la pista, trofeo en mano, que se trataba del título del que más se enorgullece.

«Es el título que más me enorgullece en mi carrera. He estado casi muerto estos días, no podía dormir por la noche. Estos cuatro últimos días casi no he podido dormir», dijo Rublev, aquejado de una gripe durante el tramo final del torneo.

Rublev logró en Madrid su segundo Masters 1000 tras Montecarlo el pasado año. «No tengo palabras. Si la gente supiera por lo que he pasado en estos nueve días. Era impensable poder ganar el título», dijo el moscovita de 26 años.

El ruso, que el lunes aparecerá como sexto jugador del mundo, desveló que afrontó con fiebre alguno de los partidos. «Estoy muy feliz. Esta semana cambió todo. Ahora parece que no perdí en primera ronda en las últimas semanas», añadió Rublev que dio las gracias a los médicos que le han tratado y le «han permitido jugar».

Por su parte, el canadiense Felix Auger Aliassime no pudo completar en la Caja Mágica un buen torneo con el título en la mano. Llevó ventaja en el primer set, pero no fue capaz de frenar la reacción del ruso, al que felicitó.

«He sufrido un poco, pero es normal» y felicitó a Rublev. «Eres un gran jugador y te lo mereces», indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.