El Manchester City no desperdició su primera oportunidad de ganar la Supercopa de Europa, al doblegar el miércoles 5-4 al Sevilla en una tanda de penales para añadir otro trofeo a su voluminosa colección bajo la dirección del técnico Pep Guardiola.

Después del empate 1-1 en el tiempo reglamentario y nueve cobros bien ejecutados en la tanda, Nemanja Gudelj estrelló su remate contra el travesaño para darle el City la victoria en el estadio Georgios Karaiskakis.

Fue el 15to trofeo que atrapa el City en la era Guardiola, que comenzó en 2016. La consagración sirvió para desquitarse de la derrota por penales ante Arsenal en el Community Shield hace 10 días.

Un cabezazo del delantero marroquí Youssef En-Nesyri adelantó al Sevilla a los 25 minutos de un partido disputado con un agobiante calor y humedad en Atenas.

En-Nesyri dispuso de otras tres excelentes ocasiones para ampliar la diferencia y el City niveló el duelo a los 63 mediante un cabezazo del extremo Cole Palmer.

Guardiola se convirtió en el segundo técnico, después de Carlo Ancelotti, en conquistar la Supercopa cuatro veces. Es el primero en obtenerla con tres equipos diferentes (Bayern Múnich en 2013 y Barcelona en 2009 y 2011).

La temporada anterior, los Citizens obtuvieron por primera vez un triplete de Liga Premier, Copa de la FA y Liga de Campeones.

Esta campaña pinta más complicada para Guardiola y su equipo. El partido evidenció quizá la necesidad de que el equipo muestre más creatividad y peligro de gol tras la salida de Ilkay Gundogan y Riyad Mahrez durante el receso previo a la campaña.Con información de Líder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.