El serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo, destrozó este domingo al búlgaro Grigor Dimitrov, 6-4, 6-3, en 1 hora y 38 minutos, camino de su séptimo título en París, el 40 Masters 1.000 de su carrera.

El número 1 del mundo conforta así su liderazgo en el ránking en un torneo en el que el año pasado cayó en la final, pero que se convierte en su Masters 1.000 predilecto, en el que acumula más triunfos.

El serbio, de 36 años, que regresaba tras casi dos meses de parón, demostró que su estado de forma está intacto, a una semana de que de comienzo en Turín el Masters, que reúne a los ocho mejores del año, el torneo que cierra la temporada, en el que volverá a ser favorito para imponerse por séptima vez, la segunda consecutiva.Sumo su sexto título del año, con lo que iguala con Alcaraz como el tenista más laureado, uno más que los del ruso Daniil Medvedev, y consigue su segundo Masters 1.000 del año, tras el de Cincinatti, con o que iguala con el español y el moscovita.

Es, además, el título 97 de su palmarés, conseguido en su temporada más selectiva, en la que a sus 36 años ha decidido espaciar más sus intervenciones para ser más eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.