La selección de Corea del Sur eliminó este jueves 1 de junio en un cerrado desafío a su similar de Ecuador del Mundial sub-20 de Argentina por marcador de 3-2, para así avanzar a los cuartos de final del torneo

Ahora en conjunto asiático luchará por las semifinales contra Nigeria que dejó a la anfitriona en el camino durante los octavos de final.

Esta vez la clase de Kendry Páez no fue suficiente. El combinado dirigido por Miguel Bravo se marcha a casa después de un partido muy intermitente y con demasiados errores atrás, en el Estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero.

En un apagón de diez minutos, Corea golpeó dos veces por medio de Lee Youngjun (m.11) y Bae Junho (m.19).

Los suramericanos reaccionaron antes del descanso con un penalti transformado por Justin Cuero (m.36), pero Choi Seokhyun sentenció de cabeza tras una mala salida de Gilmar Napa (m.48) en el arranque de la segunda etapa.

Sebastián González recortó de nuevo al final (m.84), pero Corea se atrincheró y venció. Triste final para Ecuador después de protagonizar la mayor goleada en lo que va de Mundial. El 9-0 a Fiyi parece hoy muy lejano.

El equipo de Bravo empezó anestesiado y cuando quiso darse cuenta estaba dos goles abajo.

El primero nació de un centro templado de Bae Junho para el pecho de Lee Youngjun, quien, sin dejar caer la pelota, fusiló a un Napa que solo pudo quedarse mirando. Era la primera jugada de peligro de los asiáticos. Una obra de arte.

Ecuador siguió aletargado. Nadie se atrevió a dar un paso al frente, salvo Kendry Páez. Mientras, Kim Yonghak, que viene firmando un Mundial sobresaliente, transformaba en un infierno la vida de los defensas.

Casi por inercia llegó el segundo. Otra obra de arte, esta vez de Bae Junho, que se zafó de Daniel de la Cruz y despistó a Napa con un recorte sutil para poner el 0-2. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.