Un hombre identificado, como José Gregorio Díaz Guzmán, quien había sido detenido por funcionarios de la Policía del Estado Anzoátegui (Polianzoátegui) en Puerto La Cruz, por estar señalado de abusar sexualmente de una niña de 5 años, murió  luego de recibir una golpiza de los reclusos en los calabozos.

De manera extraoficial, se conoció que minutos después de ser ingresado a la cárcel, los uniformados escucharon bulla y gritos dentro de la celda, por lo que decidieron ver qué sucedía.

Los oficiales observaron cómo los reclusos golpeaban sin compasión al hombre de 47 años. De inmediato, abrieron la celda y dispersaron a los reos, pero ya el individuo acusado de violar a una menor carecía de signos vitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.